El nuevo amor de Diego se llama a Estela y ya nos la ha presentado mientras se le cae la baba: «Es modelo, aparte de estudiante de psicología y bien, estoy muy orgulloso de estar con ella, estoy bien, estoy feliz y contento» y nos ha reconocido que su familia ya la conoce y nos reconoce: «ella respeta mi vida, sabe como soy, me ha conocido siendo así y sabe lo que hay y lo que implica eso».

Y aunque el amor le sonríe a Diego Matamoros que nos ha confiesa que está pasando por un buen momento personal y profesional. Sin embargo la relación con su padre Kiko sigue siendo distante. El hijo del colaborador de Sálvame ha confesado que se mantiene en su decisión de no ir a la boda de su padre con Makoke el próximo mes de septiembre.

Su hermana Laura Matamoros en cambio deja una puerta abierta, sobre todo después del encuentro que tuvo con su tío Coto Matamoros con quien mantuvo unas palabras, aunque añade que el prefiere no tener relación: «ella respeta mi vida, sabe como soy, me ha conocido siendo así y sabe lo que hay y lo que implica eso».

Cada uno por su lado, así ve la vida Diego Matamoros que reconoce no necesita nada más en estos momentos. Un acercamiento que no ve necesario, cuenta con su familia materna sus amigos y su chica: «Lo que pienso es que cada uno tiene que seguir con su vida, todos somos más felices cuando estamos más separados y que al final yo creo que es lo mejor para todos, ya tengo a mi familia».