Desde hace años, la OMS recomienda la práctica de 150 minutos de actividad física moderada para adultos, pero un reciente estudio muestra que, hasta 15 minutos diarios, pueden ser suficientes para mejor nuestra salud en general.

La práctica de actividad física y de hábitos saludables es fundamental para tener una buena calidad de vida y, por ende, vivir más. Las evidencias científicas demuestran que ayuda a liberar tensiones y facilita el manejo del estrés, mejora la calidad del sueño, previene o retrasa el desarrollo de la hipertensión arterial, disminuye el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares* Y además, mejora la imagen personal, lo que redunda en las relaciones sociales y ayuda a liberar endorfinas y, por consiguiente, a sentirnos mejor con nosotros mismos.

La inactividad física es, a nivel mundial, el cuarto factor de riesgo de mortalidad más importante. Sólo se encuentra por detrás de la hipertensión arterial, el consumo de tabaco y el riesgo de hiperglucemia. Y es la causa principal de aproximadamente el 25% de los casos de cáncer de mama, según datos de la OMS.

Pero, ¿qué se entiende por actividad física moderada? Se trata de un esfuerzo que acelera de forma perceptible el ritmo cardiaco y que es compatible con las siguientes actividades: caminar a paso rápido, bailar, realizar tareas domésticas, jugar de manera activa con niños o pasear con animales domésticos, entre otras.

SUBIR ESCALERAS EN LUGAR DE COGER EL ASCENSOR

Lo cierto es que a muchas mujeres les es complicado dedicarse esos 15 minutos diarios para garantizarse una buena salud. Compatibilizar la vida profesional y la familiar significa, en muchas ocasiones, tener que renunciar a lo que debería ser una obligación. Por ello, Ana Calderón, CEO de Movewoman, recomienda «incluir la actividad física en nuestras rutinas diarias. No se trata de ir al gimnasio si no tenemos tiempo, lo que podemos hacer es bajarnos del autobús dos paradas antes y recorrer el resto de nuestro trayecto caminando, o subir por las escaleras en lugar de utilizar el ascensor».

La última Encuesta de Hábitos Deportivos, publicada por el Consejo Superior de Deportes (CSD) en 2010, recogía un dato significativo: mientras la media de tiempo disponible por los hombres en un día laborable cualquiera era de 4,7 horas, en las mujeres descendía hasta las 3,6, una hora larga menos. Se trata de una diferencia notable que afecta tanto a la calidad como a la cantidad de las actividades que pueden realizar. Otro dato relevante muestra que, el 90% de las mujeres que realizan práctica deportiva, lo hacen fundamentalmente para mejorar su salud.

HACER EJERCICIO CON EL MÓVIL

En los últimos años se ha producido un curioso cambio de hábitos en la práctica deportiva, sobre todo en las mujeres. El destacado porcentaje de penetración de los teléfonos inteligentes (el 80% de los móviles son de este tipo) ha venido acompañado del desarrollo de un buen número de aplicaciones relacionadas con la práctica de actividad física y deporte, fundamentalmente para las plataformas iOs y Android.

Entre ellas, Movewoman destaca por ir dirigida exclusivamente para las mujeres, a las que les ofrece un plan de entrenamiento en base a los objetivos y cualidades físicas de la usuaria diseñado por una experta en entrenamiento funcional. Cada semana llegan directamente al teléfono 5 rutinas de ejercicios en formato vídeo para hacer de lunes a viernes y una especial para que hagas en equipo el fin de semana. Además tiene un sistema de geolocalización por el que pueden contactar con otras mujeres de la zona con las que hacer deporte o encontrar tiendas de ropa deportiva, gimnasios, lugares para hacer ejercicio, nutricionistas, entrenadores personales, etc.

Sea de la forma que sea, es necesario concienciar a las mujeres de la necesidad de mantener hábitos de vida saludables, entre los que no puede faltar la práctica de actividad física. Y ese es el objetivo de Sanitas Movewoman Experience, una unidad móvil que en dos meses ha recorrido 6.000 kilómetros y 15 ciudades para informar a todo tipo de mujeres, a través de talleres, charlas y actividades, de los beneficios tanto físicos como psicológicos, de este tipo de actividades. Más de 5.000 mujeres han visitado la unidad móvil y han decidido empezar a cuidarse gracias a los consejos de los expertos que iban a bordo, por eso desde la organización ya preparan la segunda gira para llegar a todas las mujeres de España con al apoyo de Sanitas, Densia, Tecnnogym, Fundación Alimentum, y la Revista MIA.

El objetivo es llegar a 50.000 mujeres con estos mensajes y lograr que se comprometan con el movimiento mediante la firma del manifiesto que ya ha traspasado fronteras y ha llegado a los países de Latinoamérica.