Vanesa Lorenzo demostró que recuperar la figura tras el embarazo es sólo cuestión de disciplina. La modelo reapareció a las pocas semanas de haber dado a luz a su primer hijo con un cuerpo espectacular y reveló cuál es su gran secreto: el Yoga.

Ahora, la modelo catalana y pareja del futbolista Carles Puyol se ha convertido en embajadora de Free Yoga By Oysho (de la línea para Yoga de la firma de Inditex) y este jueves ha participado en una clase magistral de esta disciplina de la que es absolutamente fan.

La top model es yogui desde hace varios años desde que vivía en Nueva York y descubrió que el Yoga era beneficioso para su ritmo de vida y para su salud. Tan beneficiosa que el mismo día que dio a luz a su hija Manuela también lo practicó. Para mantenerse en forma, la modelo suele salir a correr y hace pesas varios días a la semana, además del Yoga otros tres días.

Además, Vanesa y Puyol practican AcroYoga en pareja, y así lo demostraron este verano subiendo fotografías de posturas imposibles, casi de acróbatas de circo, a las redes sociales.