Katy Perry se alejaría de la crítica social de ‘Chaned To Th Rhythm’ con su nuevo trabajo

La cantante de 32 años lleva semanas promocionando este nuevo tema con el que espera dar el pelotazo en las listas de todo el mundo, algo que no sucedió con el primero. Hace apenas unas horas, la diva musical compartía con sus fans la receta del pastel de cereza, todo un clásico en su país, en un claro intento de poner los dientes largos a sus fans. La receta terminaba con un ‘Bon Appétit, baby’, que lo decía todo.

Previamente, Perry había compartido en su cuenta de Instagram dos fotografías muy sugerentes en bañador y con las trenzas que han popularizado las hermanas Kardashian. En tono de broma, la intérprete se llamaba a sí misma Katy Kardashian. Si no fuera por el rubio platino que luce en las instantáneas, parecería hija de la mismísima Kris Jenner. Por cierto, el peinado es una obra de arte porque la cantante está rapada al más puro estilo Miley Cyrus.