En esta ocasión la consagrada tenista se dejaba ver recorriendo el centro de la ciudad condal acompañada por una amiga. Sharapova pasaba totalmente desapercibida entre la multitud vestida de manera informal con shorts y camiseta negra y camisa de rayas. Su mirada oculta tras unas enormes gafas de sol la hacía parecer una turista más. Durante el recorrido, Maria aprovechó para hacer algunas compras y renovar vestuario coincidiendo con el periodo de rebajas.

Por el momento no se ha tenido constancia de un posible encuentro entre la tenista y el modelo español, Andrés Velencoso, con quien se la vio muy cómplice el pasado mes de junio paseando por algunos de los lugares más emblemáticos de París.