La primavera, la sangre altera… pero también lo hace con nuestras células, siendo las afecciones de la piel, muy comunes en esta época del año. Cuando los poros se obstruyen y surge exceso de sebo, aparecen las espinillas y puntos negros, formadas por las glándulas sebáceas y las células muertas.

La solución va más allá de limpiarnos bien la cara, lo mejor es una buena mascarilla con propiedades antibacterianas.

1. Limpia siempre la piel. Aunque por la noche nos hayamos desmaquillado y aplicado crema hidratante, es importante que por la mañana, antes de retomar nuestra rutina de belleza, la piel esté limpia. En las horas de sueño sudamos y nuestro rostro también acumula impurezas.

Lávate la cara con agua fría y a continuación impregna un algodón con tónico o agua micelar y da pequeños toques, suaves, en la cara, como si la acariciaras. Así conseguirás que el resto de productos se absorban mejor.

2. Prepara tus propia  mascarilla. Con zumo de lima, aceite de almendras y glicerina puedes hacer milagros. Haz una mezcla con los dos productos a partes iguales y déjalo actuar durante 15 minutos y a continuación lávate con agua libia. ¡Notarás el resultado!

3. El agua y el limón. También en casa y sin gastar mucho dinero, te proponemos que laves el rostro con agua tibia y sal o con jugo de limón y miel.

Eso sí, aunque todos los métodos son efectivos no no suficientes. Los comedones (poros tapados que entraría en dermatología dentro de la clasificación de lesiones no inflamatorias) requieren de un trato especial para evitar que sigan obstruyéndose por la acción de las bacterias, principalmente si tu piel es más grasa o acostumbras a padecer de acné adolescente o tardío.

La firma gallega Sileä Cosméticos cuenta con algunos productos que pueden ayudarte con los puntos negros y los comedones, bien en tratamientos en cabina, donde utilizan tónicos de extracción bastante efectivos, o de venta en centros para uso diario en casa, dentro de su línea equilibrante, de la que destacamos su gel limpiador (Cleansing Gel) para emulsionar con agua o los tónicos (Balance Tonic) y cremas equilibrantes (Balance Cream), junto al Lipocomplex que elimina imperfecciones, tonifica y trata en profundidad pieles con impurezas y puntos negros.