¡El sol y el verano ya no son incompatibles con la depilación definitiva! Gracias a la tecnología láser de diodo, es posible realizar una sesión de depilación efectiva incluso cuando la piel está bronceada. Eso sí, desde d-pílate beauty concept aconsejan tomar nota de estos consejos. 

Antes del tratamiento

– Durante los siete días anteriores no se debe tomar el sol ni los rayos U.V.A. Tampoco utilizar autobronceadores. Así, la piel estará en condiciones óptimas para recibir el tratamiento.

No decolorar el pelo.

Evitar el uso de cremas con ácido glicólico o de aquellas que puedan sensibilizar la piel.

– Mantener la piel muy hidratada a excepción del mismo día de la cita en el centro, a la que se debe acudir con la piel completamente limpia.

– No se deben utilizar sistemas de arranque del pelo tales como cera, pinzas o máquina durante el mes anterior al tratamiento. Hay que rasurar la zona a tratar el día anterior a la cita.

Después del tratamiento

Esperar una semana antes de exponer la piel directamente a la luz del sol. Utilizar protección de pantalla completa en las zonas más expuestas, como la cara o los brazos.

– Evitar el uso de desodorante u otros productos que contengan alcohol durante las primeras 24 horas.

– Tratar la zona con una crema calmante y regeneradora.

No ducharse con agua muy caliente.