Viajar a Berlín durante el mes de septiembre es una gran opción, ya que el frío todavía no ha invadido la ciudad y aún dispones de suficientes horas de luz para disfrutar de toda su oferta

Viajar a Berlín durante el mes de septiembre es una gran opción, ya que el frío todavía no ha invadido la ciudad y aún dispones de suficientes horas de luz para disfrutar de toda su oferta