Ocio

Terele Pávez, de 'El Bar': "Ha sido insoportable, un rodaje de mucha tensión"

Anoche se estrenó en Madrid la película dirigida por Álex de la Iglesia, El Bar, que contó con un reparto de lujo. Mario Casas, Blanca Suárez, Carmen Machí, Secun de la Rosa, Terele Pávez o Joaquín Climent son solo algunos de los actores que han dado vida a los personajes de este peculiar bar.

La actriz Terele Pávez nos ha contado como ha sido el rodaje de esta película que ha vivido con mucha pasión y entusiasmo pero que la actriz ha calificado de dura, al ser muy difícil de interpretar pero se ha sentido muy arropada por Álex de la Iglesia en todo momento.

CHANCE: Contadme un poco cómo ha sido el rodaje, si ha sido tan caótico como parece al final en la película, tan coral... ¿Cómo ha sido un poco el rodaje?

TERELE PÁVEZ: Según yo insoportable. Ha sido insoportable, lo que pasa es que es así, es un rodaje que no era: "Hola, buenos días, qué calor hace, vamos a trabajar". No, una tensión... O sea, yo la he sufrido mucho. A lo mejor en otras películas he hecho más cosas pero era de mucha tensión, de mucha tensión, de mucho... De repetir sin hacer nada, ¿verdad? Era de estar ahí muy tremenda. Es una película muy difícil que se hace bien porque hay un señor que controla todo tan bien porque eso es un caos para ti, ya no solamente... Porque te mueves de una forma muy... Pequeña y al mismo tiempo no sabes qué hacer porque estás en una situación... No sé, muy tremendo como rodaje, como trabajo, y muy satisfactorio porque Álex te lo premia enseguida y te hace ver positivo lo que haces, que después de una machacada te lo agradece, te lo valora y eso es muy bueno.

CH: ¿Muy tremendo?

T.P: Y muy incomunicados porque todo lo que está ocurriendo... Estás interiorizando todo lo que pasa cada uno y tiene un final tremendo y tú...

CH: ¿Cómo calificas lo que ha sido para ti esta película?

T.P: Ha sido muy heavy.

CH: ¿Coincidís en la idea que acaba transmitiendo la película de psicosis actual en la que vivimos?

T.P: Pues yo diría que sí, porque en muchos momentos estamos viviendo cosas, sobre todo de fantasía, porque estamos viviendo una realidad que no tiene nada que ver con lo que nos cuenta la misma realidad. Si lo piensas bien es muy tremendo, eh. Pones la tele y lo que está ocurriendo por un lado nunca tiene que ver con lo que ocurre en la calle, la gente está cada vez menos simpática... Es así, no estamos tan contentos... Y quizá todos temiendo siempre algo: porque tiene, porque se lo quiten, el otro porque no le llega... No es muy agradable lo que vivimos, lo sabemos todos. No es momento yo creo de...

CH: ¿El espectador se puede decir que es parte de la película?

T.P: Es como si todos supieran que tu vida está cambiando, ya no eres ni la dueña del bar, ni el otro... De repente, ¿Quién es? ¿Quiénes somos en la vida? ¿Quién soy yo? Porque aquí está pasando algo que yo no controlo.

CH: ¿Qué es lo que mas te ha gustado de la película?

T.P: Hay una cosa que me encanta de la película: que los personajes te das cuenta que en la vida real en una situación un poquito extraña te das cuenta de que todo es sospechoso, de que hay un señor que tiene un maletín muy raro, porque tú antes ni lo habías mirado, que parece que te va a dar con el paraguas... Todo de repente se convierte en... Del mismo miedo te hace ver las sospechas: "¿Por qué hablan estos dos si antes no hablaban? ¿Por qué se ha metido en el baño y lleva una hora allí?" Y de repente es una angustia, pues eso, está muy bien contado. Cómo cualquier cosa puede ser, vamos...