Tele

La FAPE no repudia 'Operación Palace' porque limitaría la creatividad

La Comisión de Quejas y Deontología de la FAPE ha asegurado que repudiar programas como el reportaje de ficción de LaSexta 'Operación Palace', dirigido por Jordi Évole y emitido el pasado mes de febrero con motivo del aniversario del 23-F, supondría "poner límites a la imaginación y la creatividad", al tratarse de un espacio "más allá del periodismo".
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • La FAPE no repudia 'Operación Palace' porque limitaría la creatividad

  • Última hora

Esta es una de las conclusiones de la comisión incluida en un informe al que ha tenido acceso Europa Press. La Fape ha analizado la solicitud del pasado 14 de marzo de apertura de expediente deontológico por parte del presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), Alejandro Perales, al entender que el espacio vulneraba varias normas relacionadas con la veracidad del relato.

'Operación Palace' es un falso documental que construye a través de distintos testimonios (siete políticos conocidos y tres periodistas relevantes: Luís María Anson, Iñaki Gabilondo y Fernando Onega) una versión diferente a la conocida sobre el Golpe de Estado del 23-F, y que solo destapa esta mentira al final de la emisión.

"Nos hubiera gustado contar la verdadera historia del 23-F, pero no ha sido posible. El Tribunal Supremo no autoriza la consulta del sumario del juicio hasta que hayan transcurrido 25 años desde la muerte de los procesados o 50 años desde el golpe. Esta decisión es tierra abonada para teorías y fabulaciones de todo tipo como ésta. Posiblemente la nuestra no será ni la última ni la más fantasiosa", explicaban los rótulos finales del programa.

NO ES "MALA PRÁCTICA PERIODÍSTICA"

Según la Fape, 'Operación Palace' se trata de una pieza que corresponde al género de reportaje-ficción que "anida más allá" del territorio del periodismo, aunque esté elaborada por periodistas. No obstante, descarta calificarlo como "mala práctica" periodística, algo que entiende "va más allá de lo que cabe esperar y exigir a esta comisión".

Así, explica que el reportaje está "intencionadamente alejado, ajeno", de la disciplina de la veracidad y de la verificación y de las normas de la deontología profesional que propone el Código Deontológico del periodista.

"Es evidente que 'Operación Palace' discurre al margen del principio de veracidad, esencial en el trabajo del periodista, pero repudiar este tipo de creaciones supone poner límites y fronteras a la imaginación, a la creatividad, al uso de recursos como la ironía, la paradoja, la

comedia, el drama... que también sirven a la búsqueda de la verdad, a la defensa de las libertades y los derechos de los ciudadanos y a denunciar los obstáculos para lograrlo", ha explicado.

Si bien la comisión reconoce en sus conclusiones que este programa "pretende fundamentar y experimentar" y está fundamentado en mentiras, llegando a calificarlo de "patraña", recuerda que su objetivo y pretensión no es engañar al público, sino "llamar la atención, obtener audiencia y reflexionar sobre la manipulación".

PÉRDIDA DE PRESTIGIO

En cualquier caso, ha destacado que resulta evidente que se trata de "un trabajo arriesgado para un periodista con prestigio". "Perturbador para los periodistas que cambian su uniforme de trabajo, de manejar la realidad a utilizar la ficción para ganar audiencia, aunque con el riesgo de perjudicar su crédito", ha aseverado.

Asimismo, ha resaltado que el espacio cumplió "con creces" sus objetivos de epatar y captar audiencia, atendiendo al número de espectadores que siguieron el programa. Además, recuerda que este formato no es una novedad en el mundo audiovisual, señalando otros ejemplos como 'La guerra de los mundos' u 'Operación Luna'.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario