colección otoño-invierno de alta costura de Armani

Moda

Una sinfonía roja, blanca y negra tiñe la alta costura de Armani y Rolland

  • Armani jugó con los lunares, que imprimió en un abrigo de "mikado" de seda e insertó en velos de rejilla, y con las esferas de felpilla.
  • Esta admiración por la forma esférica también se plasmó en las siluetas que alejaron las prendas del cuerpo.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015
  • Armani Privé, Alta Costura otoño/invierno 2014-2015

Sólo tres colores bastaron a Giorgio Armani para construir una colección otoño-invierno de alta costura volcada en los volúmenes esféricos, y a Stéphane Rolland para esculpir unos diseños puntualizados con dorado, en la Semana de la Moda de París.

El rojo, el negro y el blanco compusieron la exclusiva paleta que la firma italiana contrastó en bloque, en fusión, en superposición o en degradado.  Al principio, el pasión se limitó a sobresalir en los accesorios, hasta que pisó la pasarela una modelo envuelta en un gabán con vuelo y unos pantalones cortos completamente bermellón.

Tras este toque de atención, el desfile regresó a la sobriedad de los trajes de chaqueta y pantalón en blanco o negro, con incursiones en lugares escondidos y estratégicos de la única tonalidad roja de Armani. La primera vez que esos matices cromáticos compartieron prenda fue con un estampado animal, al que siguió uno de flores y un puzle gráfico.

Los seleccionados pigmentos se aposentaron sobre los relieves del piqué, las plumas en origami, los lazos decorados con "strass", la crinolina, los flecos de organza o de charol, los volantes de tul y las minúsculas lentejuelas o la pedrería.

Armani jugó con los lunares, que imprimió en un abrigo de "mikado" de seda e insertó en velos de rejilla, y con las esferas de felpilla que dispuso sobre un aleatorio "plumetti".

Esta admiración por la forma esférica también se plasmó en las siluetas que alejaron las prendas del cuerpo, como el bolero rojo circular que cerró el desfile en el Teatro Nacional de Chaillot, en la plaza del Trocadero de París.

Esta cita reunió a diferentes personalidades del espectáculo, como las actrices Juliette Binoche, Sophia Loren, Elsa Pataky, Chloë Moretz y Kate Hudson, así como a Jared Leto, quien acudió esta mañana al desfile de Chanel.

Los tres colores estrella de la jornada también llevaron la voz cantante en la colección que Stéphane Rolland exhibió en una sala de cine junto a los Campos Elíseos.

A diferencia de Armani, el modisto francés optó por ampliar el espectro de rojos, desde el carmesí hasta el burdeos y el anaranjado, y sumó un nuevo brillo, el dorado.

"He jugado con la ergonomía y los materiales", explicó a Efe Rolland, cuya inspiración en Japón, en la ropa deportiva y en la luz se reflejó en las formas que recortaron el cuerpo, las pinceladas sobre el tejido, los bordados y las cadenas metálicas.

El terciopelo y la rejilla cubrieron y descubrieron la piel, mientras las plumas de colores se engarzaron en la espalda, los volantes revolotearon en los bajos de los vestidos, y las "ramas" de tejido surgieron del escote palabra de honor.

Las esculturales siluetas yacieron sobre maniquíes, a los que el público se acercó antes de asistir a la proyección del cortometraje que las mostraba bajo el hilo conductor de una historia de amor.

Como un artístico anuncio de alta costura, protagonizado por la modelo española Nieves Álvarez y el actor francés Jalil Lespert, este proyecto retrató a una mujer en París vestida de su marca.

"Tenía ganas de expresarme de forma diferente. No soy sólo un diseñador de moda, sino un creador", defendió el modisto, al que Álvarez considera un maestro de la moda que confecciona trajes "arquitectónicos" y "muy especiales".  Ulyana Sereenko, nacida en el actual Kazajistán pero criada en San Petesburgo, desfiló en el "off" con una colección con la que recordó el turbulento primer cuarto del siglo XX de una Rusia que abrazó el comunismo tras rebelarse contra los zares.

En el Palacio de Tokio, la escultura de un enorme cisne blanco presidió el espectáculo, que mostró largos abrigos y ajustados corsés, fluidas sedas y rigurosas faldas de tablas, vestidos con encaje y bordados, ostentosas pieles y pantalones anchos de cintura alta. En esta jornada, que abrió con el desfile de Chanel, también desfilaron Bouchra Jarrar, Julien Fournié y Alexandre Vauthier.



    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario