Jackie Kennedy eligió a la diseñadora Ann Lowe para su boda en 1953, un vestido para el que utilizó 50 kilos de seda de marfil y para el que trabajó durante más de dos meses

Jackie Kennedy eligió a la diseñadora Ann Lowe para su boda en 1953, un vestido para el que utilizó 50 kilos de seda de marfil y para el que trabajó durante más de dos meses