Mujer.es | Fotogalería

Hannibal Laguna y su nostalgia por la Goldenmille

  • Hannibal Laguna: colección otoño-invierno 2016-2017

    Hannibal Laguna: colección otoño-invierno 2016-2017

    La milla de oro de Madrid fue uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad e importante para Hannibal Laguna, donde abrió su taller y después su primera tienda. De esa nostalgia nació Goldenmille, una colección que se centra en la observación del detalle. “Me apasiona detener la mirada en los ornamentos arquitectónicos y viajar con la imaginación hasta el alucinógeno glamour de otras décadas. En esta ocasión he fotografiado y seleccionando los motivos que me sorprenden, para que desde el inicio, formen parte del proceso creativo. Esta técnica que mezcla experimentación y tradición, me ha permitido crear tejidos y bordados únicos y hermosos, impregnados de nostalgia. El resultado es una colección ecléctica llena de sutilezas y contrastes, que en definitiva es lo que hoy caracteriza a la mujer moderna”, ha dicho el diseñador.

    Sobre la pasarela hemos visto estructuras definidas a través de un patrón de líneas sinuosas y precisas, que realzan la silueta femenina de forma delicada. Los tejidos en seda brocada, son dúctiles gracias a finísimos hilos metálicos. Los bordados también son muy especiales, incluso los acabados más lujosos, han sido envejecidos para conseguir efectos antiguos y restaurados. Estos bordados están inspirados en decenas de detalles: desde pequeñas aldabas y picaportes, tallados primorosamente en bronce y latón; hasta sofisticadas rejerías de forja que cubren balcones y miradores. Otros, más geométricos, nacen de vidrieras emplomadas con formas reticulares, o de simples relieves de adoquines, descubiertos en un regio pórtico, que alguna vez sirvió como paso de carruajes. 

    Joana Sanz, la que fuera Premio L'Oréal en la anterior edición, fue la encargada de cerrar el desfile con un vestido con mucho volumen que tanto caracteriza a Laguna. 


Hannibal Laguna: colección otoño-invierno 2016-2017

La milla de oro de Madrid fue uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad e importante para Hannibal Laguna, donde abrió su taller y después su primera tienda. De esa nostalgia nació Goldenmille, una colección que se centra en la observación del detalle. “Me apasiona detener la mirada en los ornamentos arquitectónicos y viajar con la imaginación hasta el alucinógeno glamour de otras décadas. En esta ocasión he fotografiado y seleccionando los motivos que me sorprenden, para que desde el inicio, formen parte del proceso creativo. Esta técnica que mezcla experimentación y tradición, me ha permitido crear tejidos y bordados únicos y hermosos, impregnados de nostalgia. El resultado es una colección ecléctica llena de sutilezas y contrastes, que en definitiva es lo que hoy caracteriza a la mujer moderna”, ha dicho el diseñador.

Sobre la pasarela hemos visto estructuras definidas a través de un patrón de líneas sinuosas y precisas, que realzan la silueta femenina de forma delicada. Los tejidos en seda brocada, son dúctiles gracias a finísimos hilos metálicos. Los bordados también son muy especiales, incluso los acabados más lujosos, han sido envejecidos para conseguir efectos antiguos y restaurados. Estos bordados están inspirados en decenas de detalles: desde pequeñas aldabas y picaportes, tallados primorosamente en bronce y latón; hasta sofisticadas rejerías de forja que cubren balcones y miradores. Otros, más geométricos, nacen de vidrieras emplomadas con formas reticulares, o de simples relieves de adoquines, descubiertos en un regio pórtico, que alguna vez sirvió como paso de carruajes. 

Joana Sanz, la que fuera Premio L'Oréal en la anterior edición, fue la encargada de cerrar el desfile con un vestido con mucho volumen que tanto caracteriza a Laguna.