Llega a los cines el 13 de febrero

Moda y accesorios

10 secretos del vestuario de '50 Sombras de Grey': Del inspirador Beckham a las corbatas 'a medida'

  • Las corbatas de Christian, la evolución de Anastasia, los coches de lujo... Así se creó el vestuario de la peli más esperada.
  • El creador de los trajes de Mr Grey asegura que se fijó en David Beckham y David Gandy para diseñarlos.
  • Analizamos el vestuario de '50 Sombras de Grey'

Llevamos meses esperando el día y por fin ha llegado. Este viernes 13 de febrero se estrena en todo el mundo la versión cinematográfica de 'Cincuenta Sombras de Grey', protagonizada porJamie Dornan y Dakota Johnson.

Los que han leído la trilogía de E. L. James sabrán que en el imaginario de los personajes y escenarios, el vestuario es una parte fundamental para poner cara y cuerpo a Christian Grey y Anastasia Steele.

Te revelamos diez secretos de la creación y diseño del vestuario de una de las películas que probablemente más darán que hablar en los próximos días:

1. David Beckham, fuente de inspiración. Todas las telas escogidas por el oscarizado® diseñador de vestuario Mark Bridges, que se ha ocupado de títulos de la talla de 'Pozos de ambición' y 'El lado bueno de las cosas', se estudiaron con la misma intensidad que los decorados. Bridges cuenta en una entrevista en Grazia UK que para diseñar el vestuario se fijó en el estilo siempre elegante de David Beckham y David Gandy, dos iconos British que "siempre van elegantes y masculinos se encuentren en la situación que se encuentren".

2. Rojo y negro, solo para la Sala Roja. Los cineastas estaban de acuerdo en qué dos colores debían reservarse únicamente para la Sala Roja, el rojo y el negro, con excepción de la túnica de los universitarios para la escena de graduación en la Universidad del Estado de Washington.

3. Los trajes de Jamie Dornan se hicieron a medida. "No suelo llevar trajes en la vida real, pero puesto a llevarlos, es agradable que estén hechos a medida", dice el actor. Sus trajes dan pistas acerca de la vida de Christian Grey. “No se mueve uno de la misma forma con un traje que con una sudadera y vaqueros”, explica Mark Bridges.

“El traje obliga a mantenerse más recto, más estructurado, pero usamos lanas muy ligeras para que no restringieran tanto a Jamie, para que se sintiera más cómodo y así comunicar esta comodidad a su personaje”. A medida que avanza su relación con Ana, Christian se siente menos 'protegido' por lo que lleva y sus trajes se parecen menos a una armadura.

Tanto los trajes (excepto uno) como las camisas de Jamie Dornan fueron confeccionados a medida, y sus zapatos eran de la máxima calidad, pero no fue posible hacerlos a medida por falta de tiempo. Todos los detalles se miraron con lupa, los puños y cuellos de las camisas, los gemelos, la solapa de las chaquetas, el diseño de las corbatas, nada era demasiado pequeño para un hombre que puede comprar todo lo que le apetece.

4. El vestido de la graduación de Anastasia, del color de los ojos de Dakota. El contraste más obvio entre el estilo de Anastasia y el de Grey aparece en la escena en que Ana va a las oficinas de Christian para entrevistarle. Él lleva un traje de lana y seda, una camisa hecha a mano, una corbata francesa y unos gemelos de perla. Ana, sin embargo, se ha puesto una falda anónima, un suéter con aspecto lavado, botas y un abrigo cualquiera. “Cuando entra en el edificio de Empresas Grey, donde todas las mujeres van impecablemente vestidas y llevan tacones, no cabe duda de que está fuera de su ambiente”, dice Mark Bridges.

“Según va creciendo la relación, sus gustos cambian, es más elegante, se cuida más”. Una de las ocasiones al principio de la historia en las que Ana hace un esfuerzo en la vestimenta es el día de su graduación. Lleva un vestido gris (al igual que en la novela) cuyo tono es del mismo color que los ojos de Dakota Johnson.

5. El vestido melocotón de Anastasia, clave en la evolución del personaje. Paralelamente a los cambios en Christian, Ana también se transforma. Pasa de ser una universitaria que se pone cualquier cosa, a una mujer consciente de lo que lleva. “Al principio de la película, Ana no se preocupa en absoluto por lo que viste”, explica Dakota Johnson. “Tiene algo único y es guapa, pero no le preocupa. Según avanza la historia se hace más consciente de su cuerpo y de la ropa que lleva. Mark diseñó un vestido de seda y gasa de color melocotón, creo que es mi favorito, es una maravilla. Recuerda mucho a lo que Faye Dunaway lleva en 'El caso de Thomas Crown', de 1968”.

6. La corbata gris de la tapa del libro se hizo a mano para la película. Cualquier lector, e incluso cualquier persona que haya visto la tapa de los libros, sabe que una de las piezas más icónicas del vestuario de Christian Grey es su corbata plateada. Ante la casi imposibilidad de encontrar un artículo tan importante en el mercado, todas las versiones de la corbata plateada fueron hechas a mano.

“Fuimos tremendamente específicos en cuanto a la corbata, más que para cualquier otra prenda. Examinamos el espesor de la tela, la cantidad de gris, el tono de gris”, explica el diseñador de vestuario”. Mark Bridges acabó refiriéndose a las corbatas no por el nombre del sastre que las había confeccionado, sino por el país de donde procedían, por ejemplo, “la corbata francesa”.

7. Las cartas y los vinos son exactos a los de la novela. Para ceñirse a algunos de los artículos descritos en el libro, el jefe atrezista DAN SISSONS explica que “nos esforzamos mucho en que ciertas cosas, como las cartas y los vinos, fuesen idénticas”. Quizá uno de los objetos más importantes de la película es el “contrato”, redactado por los abogados de Christian, y que Ana debe firmar después de realizar algunos cambios, si decide hacerlos.

El departamento de vestuario nos pasó toda la información que necesitábamos acerca de los atuendos de Christian y sabíamos que era un hombre muy sofisticado”, dice. “Trabajamos a partir de eso. Cualquier objeto, desde una maleta, pasando por una bolsa de aseo, hasta un reloj, debía ser escogido con sumo cuidado”.

La Sala Roja, la más complicada de recrear

8. Se buscó una flota de Audi igual a los de Grey en el libro y se personalizó su helicóptero. Christian se parece a James Bond en muchos aspectos, algo que enganchó a los lectores amantes de un estilo de vida fantasioso. No importa que lo haya comprado o alquilado para un fin de semana, sus juguetes siempre son lo mejor, lo más grande y lo más llamativo del mercado. Tiene a su disposición una auténtica flota de Audi, entre los que están el deportivo R8, la berlina S8 y el novísimo A3, que regala a Ana. De hecho, fue una suerte conseguir este modelo ya que no salió a la venta hasta después de terminado el rodaje.

También la lleva en un helicóptero que él mismo pilota, el último modelo EC130, el de mayor tamaño que pueda tener un particular y que vale unos dos millones de dólares. El departamento artístico personalizó el helicóptero de acuerdo con los gustos de Christian para que encajara perfectamente en su mundo.

9. Exclusivos artículos de cuero italiano hechos a mano para la Sala Roja. En la principal estancia de la película, la que todos hemos imaginado alguna vez y ahí residía la mayor dificultad a la hora de diseñarla para que no pareciera una sala de Las Vegas o algo demasiado 'raro'. “Mi primera pregunta fue ¿qué usaría un hombre de la importancia de Christian? Seguramente compraría algún objeto hecho a mano en Japón. Y alguna cosa de Marc Fraser-Jones, un elegante diseñador especializado en ese mundo”, dice Sam Taylor-Johnson, directora de la película.

“Tendría objetos caros y únicos. Tomando esta idea como punto de partida, supimos qué dirección tomar. Conseguimos artículos de cuero italiano cosidos a mano. Cada objeto se estudió a conciencia para asegurarnos de que encajara con un hombre de gustos caros”.

10. El ático de Christian se construyó de cero para mantenerlo en secreto. Los productores y la directora sabían desde un principio que habría que construir muchos de los decorados, especialmente el ático de Christian, que consta de salón, cocina, comedor, el dormitorio de Christian, el de Ana (el dormitorio blanco) y la importantísima Sala Roja. La construcción se realizó en tres etapas. En cuanto al aspecto del ático, se centraron en arquitectos como Norman Foster, John Parson y Hugh Newell Jacobsen.

Aunque hacer público el nombre del proyecto podía ser útil en ciertas ocasiones, también podía ser muy contraproducente y atraer a cientos de curiosos. Así, decidieron hacer todo lo posible para que nadie supiera exactamente de qué trataba la película. El título 'Cincuenta sombras de Grey' fue erradicado literalmente de los decorados, no apareció en ninguna carta o material impreso relacionado con la película, y se optó por el seudónimo 'The Adventures of Max and Banks', teniendo en cuenta que Max es el nombre del perro de E L James, y que Banks era el nuevo cachorro de la guionista Kelly Marcel.


Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"