Eduardo Noriega de Mirto. Error: las manos en los bolsillos

Eduardo Noriega de Mirto. Error: las manos en los bolsillos