Un auténtico caballero british

Belleza

Siete razones que hacen que David Beckham sea el hombre vivo más sexy del mundo

  • Él no se lo cree y peca de humilde, aunque una conocida revista le haya nombrado el hombre vivo más sexy a sus 40 años. 
  • "Nunca me he considerado atractivo", ha dicho, por eso hemos preparado una lista con siete razones, David, para que te lo creas de una vez. 
  • Beckham te enseña a vestir como él con prendas de H&M en Modern Essentials selected by David Beckham
  • Beckham te enseña a vestir como él con prendas de H&M en Modern Essentials selected by David Beckham
  • Beckham te enseña a vestir como él con prendas de H&M en Modern Essentials selected by David Beckham
  • Beckham te enseña a vestir como él con prendas de H&M en Modern Essentials selected by David Beckham
  • Beckham te enseña a vestir como él con prendas de H&M en Modern Essentials selected by David Beckham
  • Beckham te enseña a vestir como él con prendas de H&M en Modern Essentials selected by David Beckham
  • Beckham te enseña a vestir como él con prendas de H&M en Modern Essentials selected by David Beckham
  • Beckham te enseña a vestir como él con prendas de H&M en Modern Essentials selected by David Beckham
  • Beckham te enseña a vestir como él con prendas de H&M en Modern Essentials selected by David Beckham
  • Beckham te enseña a vestir como él con prendas de H&M en Modern Essentials selected by David Beckham

Aunque Harper Seven considere a su papá un señor regordete, para parte del resto de la humnidad, y para la revista 'People', es el hombre más sexy del mundo. "Es un gran honor. Estoy muy contento, aunque nunca me he sentido atractivo", dijo el exfutbolista cuando recibió el premio. ¡Qué modesto es!

Como en Mujer.es sospechamos que Victoria Beckham debe tener bajo su yugo todos los espejos de su casa,  nos hemos propuesto hacerle entender por qué la publicación le da dado ese premio. 

1. Es elegante como pocos hombres. Sabe cómo tiene que vestir en cada momento y jamás le podrán llamar la atención por acudir a un look poco apropiado, como sí le ocurrió a Lewis Hamilton en Wimbledon este año.Los trajes parecen su segunda piel porque domina a la perfección el arte de lucir un dos piezas, aunque el frac y la chistera también los defiende muy bien y sabe cómo posar. 

2. Hasta en camiseta derrocha estilo. Con un traje todos -o casi todos- los hombres pueden parecer elegantes, pero la prueba de fuego llega con los looks más relajados. Ahí se ve realmente si tienen 'charm' y David Beckham nos lo ha demostrado en infinidad de ocasiones, aquí van algunos ejemplos.

3. Sabe sacarle rentabilidad a ello.  Aunque lleva varios años retirado del deporte, eso no significa que no siga siendo un reclamo para las marcas y es imagen de H&M y Adidas, entre otras firmas. En el último año se embolsó 70 millones de euros, una cifra superior a los 50 millones que ganó en 2012, cuando aún estaba en activo.

4. Es un papá molón. Y ese es uno de sus puntos fuertes. ¿Hay algo más tierno que un hombre ejerciendo de padrazo? Se desvive por sus hjjos, aunque la niña de sus hijos es Harper Seven por quien se ha tatuado un Minion -una calcomanía- y se ha enfrentado a la prensa cuando se le criticó por llevar chupete con 4 años.

5. Y como marido no se queda atrás. David Beckham siente verdadera pasión por su mujer y lo demuestra siempre que puede. Durante la presentación de la colección de la firma Belstaff en septiembre del año pasado se deshizo en halagos hacia ella. "Lo suyo es un monstruo completamente diferente. Lo está haciendo genial y ya son años el tiempo que lleva, lo que ha creado y el respeto que se ha ido ganando de la industria de la moda es alucinante", comentó al diario 'The Guardian'.

6. Además es modesto. "Nunca me he sentido atractivo o sexy. Quiero decir que me gusta usar ropa bonita y trajes, verme y sentirme bien, pero nunca me he pensado que lo era" ha dicho. Debe ser que en su casa no hay espejos.

7. En Mujer.es damos fe de que gana en las distancias cortas. Un par de segundos a su lado fueron suficientes para que nos conquistara cuando vino a Madrid para presentar la colección Modern Essentials, de H&M el pasado marzo. Tras unos minutos de espera -demasiado, quizá- apareció Beckham: estaba impecablemente vestido con un traje del gigante sueco, una camiseta  negra y unas Stan Smith con detalles en verde de Adidas y no nos pudimos resistir a pedirle un selfie. "David, one selfie, please". Dicho y hecho. Con la mejor de sus sonrisas y con la elegancia que le caracteriza,desobedeció las órdenes de los guardaespaldas y se acercó, cogió (con sus propias manos) el teléfono de una compañera, disparó y se hizo un selfie con los periodistas (puedes verla aquí).