Diferente por los patines y algo más

Belleza

Paolo Henriques, el chico Loewe: "Ni aunque me dieran un cheque en blanco me operaría la nariz"

  • El modelo y estilista portugués con el perfil más característico del mundo de la moda ha presentado la última fragancia de Loewe. 
  • Estuvimos con él en la presentación del perfume. Y sí, le preguntamos por su nariz. Y, también, es tan atractivo como en el anuncio. 

En un lugar de Portugal, de cuyo nombre podemos acordarnos -Oporto-, nació un estilista y modelo de porte aristócratico, cara afilada y nariz aguileña que acabó siendo el perfil más icónico de la casa Loewe. Paolo Henriques fue el protagonista de la primera campaña publicitaria del perfume Solo Loewe y la firma española ha vuelto a confiar en él (y su nariz) en la reedición de la fragancia: Solo Loewe Cedro. 

Henriques es un feapo en toda regla (¡y menudo feapo!) y acabó siendo imagen de la firma por pura casualidad. "El día que me presenté al casting iba en patines, así que estaba más alto que los demás. Quizá fue eso lo que me hizo destacar, pero siempre me habían dicho que me parecía a los hombres de cuadros de El Greco o de Velázquez y Loewe fue capaz de sacar eso y lo hizo realidad", nos confiesa. 

Se le ha comparado con Adrien Brody y otros actores que, a pesar de tener una nariz grande, son tremendamente atractivos, pero a él, le pasa como a todo el mundo, tiene sus días buenos y sus días malos. "Hay veces que me veo mejor y otras peor, como todo el mundo. Estoy aprendido a llevarme bien conmigo mismo", bromea. 

Trabaja en París como modelo y estilista, admira a Armani y, por mucho dinero que le pusiera sobre la mesa, no cambiaría su nariz por otra más pequeña y respingona. "Ni aunque me dieran un cheque en blanco me operaría la nariz", cuenta orgulloso. 



Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"