En el AC Santo Mauro de Madrid

Novias

Un palacio en el centro de Madrid para una boda de cuento de hadas

  • Cóctel, clásica o exclusiva, cerrando el palacio para ti, son algunas opciones a las que la Wedding Planner dará forma a tu medida.
  • El hotel se adapta a los gustos de los novios y al tipo de boda que quieran celebrar siempre en un marco de ensueño.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Lugar para ceremonias nupciales en el Hotel AC Santo Mauro
  • Salón para bodas en el Hotel AC Santo Mauro
  • Salón para bodas en el Hotel AC Santo Mauro

El espacio más espectacular, el catering más exquisito, la iluminación más cuidada o los detalles más especiales… Organizar la boda de tus sueños ahora es más fácil gracias al hotel AC Santo Mauro*****, que ofrece un oasis de lujo en el centro de Madrid y la experiencia de su equipo de profesionales.

“Para nosotros es de vital importancia que los novios encuentren todo lo necesario para que tengan la boda que siempre han soñado. En nuestro hotel hacemos que se sientan como en casa y les garantizamos una boda única y romántica pero sobre todo, distinta”, comentan desde el lujoso hotel madrileño.

Y es que el hotel cuenta con una infinidad de propuestas para hacer una boda a gusto de sus clientes. Desde la posibilidad de celebrarla en la antigua capilla del Palacio o en su esplendida Biblioteca hasta casarse en las mismísimas salas de baile palaciegas que tiempo atrás acogieron, y aún lo hacen, a la alta sociedad madrileña.

Tú decides el cómo, el hotel se encarga de hacerlo realidad ya que adaptará cada espacio a tus necesidades y al tipo de celebración, pero siempre de forma personalizada y cuidando hasta el más mínimo detalle. Un abanico de posibilidades para hacer de cada boda una celebración única y especial, ya sea tipo coctel, clásica o exclusiva, y es que, en este último caso, el Santo Mauro ofrece convertirse, durante el día más feliz de tu vida, en tu hogar.

Cualquier boda aquí es maravillosa, pero si deseas una totalmente mágica sin salir de la capital, el hotel se dedicará enteramente a ti y los tuyos, cerrando para todos la totalidad de sus instalaciones. No hay clientes ajenos a la gran cita, sino que las habitaciones se ofrecen tanto a los familiares de los novios como a los amigos para que pasen unos días de excepción.

Podrás organizar el día anterior una copa en cualquiera de los majestuosos salones, o bien un brunch en el jardín al día siguiente para comentar la noche. Una boda completamente personalizada donde los invitados disfrutarán de un ambiente único e inigualable.

Si eres de las personas que prefiere una boda en petit comité, podrás optar por una más clásica, que se dispondrá en dos de los salones del hotel con acceso directo a los jardines; el salón Rojo y el salón Consejo. Una boda íntima y familiar con un máximo de 100 invitados. Comenzará con un coctel de bienvenida en los exteriores parisinos del hotel o en una de las estancias decoradas por el famoso diseñador Lorenzo Castillo.

A continuación, se servirá el banquete en unas fantásticas mesas elegantemente vestidas al detalle con decoración floral y una iluminación tenue que conseguirá crear un ambiente único y relajado. El menú podrá ser escogido previamente por los novios según sus gustos, destacando platos tan espectaculares y sabrosos como ensalada de bogavante con salmorejo, codorniz de viña rellena con compota de frutos secos o milhojas de boletus con papada de ibérico y ragoût de cañaillas. Para endulzar la velada nada mejor que una pastel imperial de chocolate con helado de café con leche y crujiente de cacao o infusión de frutos rojos con helado de queso.

Después de la suculenta cena, los invitados que quieran brindar por los novios podrán ir a la zona lounge, donde les espera una barra personalizada a base de mojitos, gin&tonics o cócteles para prolongar durante dos horas más la celebración con ambientación musical. El hotel también puede encargarse de organizar una barra de champagne durante el aperitivo o una barra de deliciosos quesos de las mejores denominaciones mientras escuchas a un trío de cuerda de fondo.

Detalles que marcan la diferencia

Si por el contrario te gusta una boda más informal y dinámica para que puedas disfrutar de tus invitados en todo momento, elige una boda tipo cóctel, amena y distendida. En este caso, el hotel tiene una capacidad para unas 150 personas que podrán repartirse a lo largo de los salones o en los jardines, y donde se ofrecerá un menú a base de pequeños bocados realizados por el prestigioso equipo de cocina con entrantes fríos, calientes y una selección de deliciosos postres. Piruletas de foie, mini conos de txangurro o rollitos de verdura con salsa de limón verde y jengibre son algunas opciones, amenizadas por una candy bar para endulzar el baile o un photocall donde los invitados disfrutaran haciéndose las fotos más divertidas.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario