Se cambió en la cena de gala

Novias

Beatrice Borromeo, una novia nada común que se viste de Valentino

  • Escogió un vestido  rosa empolvado con una capa en chiffon con delicado encaje en seda dorada. 
  • Completó el look, de estilo bohemio, con una corona de flores en verde y rosa con unos colores muy similares a los del ramo, que incluía espigas. 

Beatrice Borromeo se vistió de Valentino

Con Beatrice Borromeo, la recién estrenada esposa de Peirre Casiraghi, no van los convencionalismos. Si habitualmente destaca por sus looks distinguidos y sofisticados, el día de su boda civil no ha sido para menos. La periodista y el hijo pequeño de Carolina de Mónaco y el fallecido Stéfano Casiraghi se dieron el 'sí, quiero' este sábado en Mónaco rodeados de familaires y amigos y, cómo no, ¡mucho glamour!

A pesar de que la ceremonia tuvo lugar el sábado, al celebrarse en la más estricta intimidad, hasta el domingo no transcendieron imágenes de los novios. Ha sido la casa italiana Valentino, la encargada de confeccionar el vestido de novia, quien ha publicado a través de sus perfiles en Instagram y en Twitter la primera instantánea de la pareja.

"La Casa de Valentino está orgullosa de anunciar que Beatrice Borromeo Arese Taverna llevara un Valentino diseñado por nuestros directores creativos María Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli en su boda civil con Pierre Casiraghi este 25 de julio en el Palacio de Mónaco", escribieron sobre la imagen en la que los recién casados aparecen de perfil en el balcón del Palacio de Mónaco. 

En la única imagen que hasta ahora se tiene del enlace la novia lleva un vestido rosa empolvado con una capa en chiffon con delicado encaje en seda dorada, un modelo que recuerda al look 30-A16 de la colección Primavera-Verano 2015, y que completó con una corona de flores muy original y un ramo con flores secas y espigas. 

Aunque este no fue el único vestido que usó la novia. Después de la ceremonia, los 70 invitados a la boda y los novios se desplazaron al Hotel de París, donde se ofreció una cena de gala, y la novia tuvo la oportunidad de lucir otro vestido, también de Valentino, en blanco y plata.

Tras la cena, bailaron en el club Jimmy'z. Eso sí, con dos grandes ausentes: Alberto y Charlene de Mónaco, que tuvieron que cumplir con su agenda oficial y asistir al baile de la Cruz Roja. 



Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"