Andrea Casiraghi, uno de los más elegantes, llegó a la iglesia con su hijo Sasha

Andrea Casiraghi, uno de los más elegantes, llegó a la iglesia con su hijo Sasha