Un punto muy naif

Un punto muy naif

Podría ser pura sofisticación, pero también sabía sacar el lado más infantil de la mujer. Si el estampado de abstracto de Mondrian fue todo un hito, sus corazones y sus círculos, unos años después, hicieron otro tanto de lo mismo.