No se salva ni Gucci

Moda

La polémica está servida: ¿cuándo una modelo es demasiado delgada y cuándo no?

  • Dos años después de colgar sus alas, el ángel de Victoria's Secret Erin Healtherton confiesa que le pudieron que adelgazara para el desfile. 
  • Sus declaraciones se hacen públicas justo cuando Gucci es actualidad por la extrema delgadez de una de sus modelos. 

Erin Healtherton

El debate de la extrema delgadez de las modelos está más de actualidad que nunca. Aunque cada vez sea más habitual que chicas con curvas protagonicen portadas de revistas como es el caso de Ashley Graham que con su talla 42 ha aparecido en la icónica edición de bañadores de 'Sport's Illustrated', el peso de las modelos sigue generando polémica.

Erin Healtherton fue ángel de Victoria's Secret durante varias ediciones y, aunque colgó sus alas en 2013, hasta ahora no había hablado de la cara oculta de uno de los desfiles más esperados del años. La modelo acaba de romper su silencio para renunciar el trato que recibió para que perdiera peso si quería seguir portado las alas.  "En los dos últimos desfiles que hice para Victoria’s Secret me dijeron que tenía que perder peso. Y yo me los quedé mirando como diciendo, ¿esto es en serio?", ha confesso a la revista 'Motto'.

Para la modelo fue un gran palo e incluso cayó en la depresión, como le ocurrió a Cara Delevingne, quien ha confesado que llegó incluso a odiar su cuerpo. "Me deprimí muchísimo porque estaba trabajando muy duro y sentía que mi cuerpo se estaba resistiendo”, ha contado. Healtherton incluso se planteó dejar de comer después de que practicar deporte dos veces al día no le funcionara, también se le pasó por la cabeza dejar la moda, pero al final continuó. 

La polémica de Gucci

Las declaraciones de Erin Healtherton llegan justo cuando ASA, el organismo encargado de regular los anuncios en las publicaciones en Reino Unido, acaba de prohibir un anuncio de Gucci, que publicó la revista Time en diciembre, por tratarse de una imagen "irresponsable" con una modelo con "delgadez enfermiza".

"Consideramos que su torso y los brazos eran bastante delgados y parecían desproporcionados en comparación con la cabeza y la parte inferior del cuerpo. Además, su pose alarga su torso y acentúa la cintura de modo que parecía ser muy pequeña”, dice la denuncia de ASA. Pero ahí no acaba todo porque también critican el rostro de la modelo: “su sombría expresión facial y oscuro maquillaje, particularmente alrededor de los ojos, hace que su cara parezca demacrada”. Además apostillan que “por estas razones, consideramos que la modelo apoyada en la pared parecía ser una imagen de delgadez poco saludable y, por lo tanto, consideramos que el anuncio es irresponsable".

Gucci ha intentado defenderse porque para la firma la modelo está "tonificada" y en ninguna parte de los anuncios se veían los huesos”.

La historia se vuelve a repetir. Hace más de un año Stella McCartney incendió las redes con una imagen que publicaron en su Instagram porque la modelo no superaba los 40 kilos. Ante el aluvión de crítica, la firma retiró la imagen y pidió disculpas: “La fuerza en sí misma en una mujer es un poco agresiva y no demasiado atractiva”.

La suerte de Gigi Hadid no la tienen todas

Blanca Padilla es la última española que ha desfilado para Victoria's Secret y hace unos meses, en Al rincón, el programa de Risto Mejide, habló de la cara oculta de la moda. A todas no se las mide por mismo rasero y denunció que si ella se presentara a un casting con las medidas de Gigi Hadid, una de las modelos más virales (aquí te contamos su historia), nunca la contratarían.

"No tengo problema con el hecho de que sea una chica con curvas. Apoyo lo que dice Gigi Hadid. Pero si yo me presentara con sus medidas a los casting, me mandarían a casa a perder peso. La mayoría de nosotras tiene que ajustarse a las medidas porque de lo contrario no conseguimos el trabajo, mientras que otras tienen el privilegio de decir que los diseñadores aman sus curvas. ¿Bueno, entonces por qué te quieren? ¿Quizá los millones de seguidores en Instagram tengan que ver algo con eso también. Hay modelos muy buenas que como no saben usar las redes pues que no desfilan tanto. Es extraño lo que está pasando. Si yo no estoy perfecta no trabajo, Gigi, sí", contó.