Mujer.es | Fotogalería

Así ha pasado Taylor Swift de ser una chica dulce a grunge

  • La evolución del estilo de Taylor Swift en el último año

    La evolución del estilo de Taylor Swift en el último año

    El último año ha sido crucial en la vida de Taylor Swift. A principios de 2015 volvió a enamorarse, entonces todavía conservaba esa imagen preppy y de niña buena con la que saltó a la fama cuando era solo una adolescente, pero ese amor, como su estilo, ya son historia. Ahora Taylor es una chica mala.

    Hace dos meses que se tiñó el pelo de rubio platino para protagonizar la portada de Vogue y lo que parecía una peluca era una completa realidad y unos días después, en Coachella , se paseó con un estilo rompedor... ¡se atrevió con una bomber!

    El artífice de este cambio tan radical al grunge es la misma persona que recreó su vestuario de niña buena: su estilista Joseph Cassell Falconer, con quien trabaja desde hace ocho años. Ambos han querido evolucionar hacia otro camino totalmente diferente pero juntos.

    El estilista ha trabajado codo con codo con Mary Alice Haney, la ex estilista de las estrellas que ha creado su propia marca de moda de la que Swift se ha hecho ya una adicta. De ella era el vestido que llegó a los Premios GLAAD y el cumpleaños de Gigi. “Me encanta la nueva imagen de Taylor, es como una muñeca muy dulce. Creo que Joseph Cassell realmente le está ayudando a evolucionar”, contó la diseñadora a la revista 'Marie Claire'. 


La evolución del estilo de Taylor Swift en el último año

El último año ha sido crucial en la vida de Taylor Swift. A principios de 2015 volvió a enamorarse, entonces todavía conservaba esa imagen preppy y de niña buena con la que saltó a la fama cuando era solo una adolescente, pero ese amor, como su estilo, ya son historia. Ahora Taylor es una chica mala.

Hace dos meses que se tiñó el pelo de rubio platino para protagonizar la portada de Vogue y lo que parecía una peluca era una completa realidad y unos días después, en Coachella , se paseó con un estilo rompedor... ¡se atrevió con una bomber!

El artífice de este cambio tan radical al grunge es la misma persona que recreó su vestuario de niña buena: su estilista Joseph Cassell Falconer, con quien trabaja desde hace ocho años. Ambos han querido evolucionar hacia otro camino totalmente diferente pero juntos.

El estilista ha trabajado codo con codo con Mary Alice Haney, la ex estilista de las estrellas que ha creado su propia marca de moda de la que Swift se ha hecho ya una adicta. De ella era el vestido que llegó a los Premios GLAAD y el cumpleaños de Gigi. “Me encanta la nueva imagen de Taylor, es como una muñeca muy dulce. Creo que Joseph Cassell realmente le está ayudando a evolucionar”, contó la diseñadora a la revista 'Marie Claire'.