Moda

Los mejores y los peores looks de la alfombra roja de los Oscar de 2016

  • Lady gaga se volvió a vestir como una diva elegante, Alicia Vikander se fue con Oscar, pero no con el premio a la mejor vestida que se lo arrebató Rooney Mara. 
  • El wedding style volvió a estar muy presente gracias a Olivia Wilde. Arriesgó con un vestido con escote en la espalda y plisados... ¡y acertó!
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016
  • La red carpet de la gala de los Oscar de 2016

El teatro Dolby Theater ha desplegado la alfombra roja con más glamour del universo... ¡por fin han llegado los Oscar! Menos escontes que en otras ocasiones, el negro ha sido el color que ha reinado y cada vez se hace más presente en 'wedding style', sin olvidarnos de las paillettes y la pedrería. 

Repasamos los mejores looks de la noche, que puedes ver en imágenes en esta fotogalería

- Alicia Vikander. Sorprendió con vestido con el que jamás nos la hubiéramos imaginado. Fiel a Louis Vuitton, firma de la que es embajadora, se enfundó un vestido con escote palabra de honor, con mucho volumen y aplicaciones metálicas.

- Olivia Wilde. Llevó el wedding sytle a la red carpet, pero el suyo, de Valetino Haute Couture, era de lo más arriesgado con un gran escote en boda (como le gusta a Kim Kardashian) y plisado en parte trasera. “Voy de villana sexy”, comentó la actriz en la red carpet.

- Rooney Mara. Se ha coronado como la mejor vestida de la noche. Marcó la diferencia (y de qué manera) con un diseño  que no podría haber creado otra persona que no fuera Riccardo Tisci. Su Givenchy de manga larga y con una abertura a la altura del estómago ha sido de lo más exquisito de la red carpet.

- Jennifer Lawrence. Era una de las más esperadas de la noche. Llegó tarde, pero mereció la pena… ¡derroche de sensualidad con un vestido negro con transparencias de la Alta Costura de Dior que había sido creado especialmente para ella!

- Saoirse Ronan. Se decantó por un Calvin Klein de paillettes con el que, aunque iba elegante, no pasará a la historia como el mejor vestido de los Oscar. “Una de mis estilistas ha estado buscando este vestido durante meses, eligiendo colores y lentejuelas”, dijo la actriz en la red carpet. Mucho buscó pero el suyo no fue de los mejores.

- Julianne Moore. Apostó por un clásico. No arriesgó de negro y de Chanel, pero dio una auténtica lección de estilo con un vestido de tejido fluido que no le podía sentar mejor. Completó el look con unos pendientes en forma de rosco y un look beauty muy favorecedor: pelo con raya al medio y ondulado.

- Brie Larson. Tenía todo para ser una de las mejor vestidas de la noche, pero no lo logró. Su Gucci era tan poco Gucci que parecía que no había salido de la mente de Alessandro Michele: azul cobalto, con volantes plisados y accesorizado con un cinturón de pedrería… ¡no convenció!

- Cate Blanchett. Su vestido olía a Alta Costura y rezumaba glamour barroco con un vestido verde agua marina con cola que firmaba Armani Privé.

- Lady Gaga. Se volvió a vestir de diva elegante y su apuesta fue de lo más original que pasó por la alfombra roja gracias a su mono con sobrefalda blanco de Brandon Maxwell. Repitió las ondas que tan buena suerte le dieron en la ceremonia de los Globos de Oro.

- Sofía Vergara. Ni el escote, ni el corte y mucho menos el color del vestido de Sofía Vergara pasarán a la historia. Pero sí, era muy Vergara -los palabra de honor le apasionan-.  

- Rachel McAdams pasó sin pena ni gloria. ¡Con lo bien que lo estaba haciendo últimamente! Se decantó por un vestido de seda con escote halter y lució pierna al más puro estilo Angelina Jolie con un diseño de August Getty.

- Margot Robbie pensó que por un día iba a ser burbuja Freixenet y se enfundó un vestido con efecto piel de serpiente de Tom Ford con escorte de vértigo  y joyas de Forevermark.

- Naomi Watts es elegante como pocas celebrities y otra vez volvió a dar una lección de estilo con un vestido que parecía que llevaba su nombre: recto y palabra de honor con cristales de Swarovski lo  firmó Armani Privé

- Charlize Theron. De rojo, como lo hizo el año pasado Jennifer Lawrence, la sudafricana lució uno de los escotes más espectaculares de la noche con su Dior que completó con unas sandalias de Jimmy Choo.

- Kate Winslet protagonizó uno de los grandes patinazos de la noche. Eligió un diseño de Ralph Lauren Collection con un lamé de seda brillante con el que nos transportamos a una boda de la alta alcurnia española de 1995.