Ni el maxiabrigo que llevó en el desfile de Michael Kors logró restarle el protagonismo a Kendall

Ni el maxiabrigo que llevó en el desfile de Michael Kors logró restarle el protagonismo a Kendall