De Rihanna a Sarah Jessica Parker

Moda

Los looks más icónicos de los últimos años de la Gala Met

  • Este lunes se celebra la gala benéfica en la que hay que dejarse ver y cuanto más extravagante sea el look, mejor.
  • Multitud de celebrities pisarán por la alfombra roja del Instituto del Traje del Museo Metropolitano de Nueva York, pero como aún quedan horas, en Mujer.es echamos la vista atrás y recordamos los vestidos que más nos han impactado. 
  • Los looks más icónicos de la Gala Met Ball
  • Los looks más icónicos de la Gala Met Ball
  • Los looks más icónicos de la Gala Met Ball
  • Los looks más icónicos de la Gala Met Ball
  • Los looks más icónicos de la Gala Met Ball
  • Los looks más icónicos de la Gala Met Ball
  • Los looks más icónicos de la Gala Met Ball
  • Los looks más icónicos de la Gala Met Ball

Quedan solo unas horas para que se celebre una nueva edición de la Gala Met Ball, ese homenaje al mundo de la moda que tiene más de espectáculo que de cualquier otro componente. Looks arriesgados, maquillajes y peinados imposibles... la Gala Met, que se celebra en la madrugada de este lunes para el martes, genera tan expectación como los Oscar o la Super Bowl. 

En Mujer.es ya estamos calentando motores para lo que vamos a ver esta noche y repasamos los looks más icónicos de los últimos años (puedes verlos en esta fotogalería): desde la excentricidad de Rihanna y Sarah Jessica Parker a la elegancia de Beyoncé: 

1. Rihanna, la reina de los memes (2015). Marcó la diferencia sobre todas las invitadas. Tentó a la mala suerte con una capa amarilla tan larga que casi cubría todas las escaleras del museo. El artífice del la prenda, que tenía bordados y detalles en pelo, es el diseñador chino de Alta Costura Guo Pei. Y en cuanto pisó la alfombra roja, la red se llenó de memes que comparaban su vestido con una pizza o con el look de Bella en La bella y la bestia. 

2. Anne Hathaway, a lo Kylie Minogue (2015). La actriz fue de Ralph Lauren y  su vestido dorado con capucha recordaba (mucho) a los looks que llevaba Kylie Minogue en 2007. 

3. Beyoncé, la viuda negra con más glamour (2014). Se enfundó un vestido de lo más sexy negro y ceñidísimo que accesorizó con un tocado con rejilla que le dad un toque muy dark, aunque el mejor complemento a su Givenchy fue el maquillaje, el clave gótica que siguía la línea del vestido. 

4. Blake Lively, la diva retro (2015). No acostumbraba a hacer aparaciones en público con su marido Ryan Reynolds, pero la ocasión lo merecía y su Gucci nude que marcaba sus curvas no pudo estar más a la altura. 

5. Gisele Bündchen, la trendsetter (2008). Cuando aun no estaba de moda el cut out, la modelo brasileña ya lo llevaba. Se adelantó a la tendencia con su versace rosa empolvado. 

6. Taylor Swift el día que demostró que ya no era una niña (2014). Aunque muchos expertos en moda no la quisieran considerar un icono de estilo porque no arriesga, sí hay que reconocer cuando acierta con sus looks y su Oscar de la Renta con maxicola es una gran pueba de ello. 

7. El homenaje a McQueen de Sarah Jessica Parker (2008). Si hay una reina de los looks arriesgados en la alfombra roja de la Gala Met, esa es la actriz de 'Sexo en Nueva York'. En 2008 no sorprendió con uno de sus tocados, pero sí con su vestido, a juego con el de su creador, un McQueen que nos llevaba hasta la mismísima Escocia. 

8. Las transparencias de Kim Kardashian (2015). La socialité presumió de curvas con un Roberto Cavalli de Peter Dundas que captó todas las miradas, tantas que hasta a su marido se le escapó alguna que otra mirada furtiva. 

9. José Mari Manzanares, el único español (2015). Estrella de la campaña primavera verano de 2015 de Dolce & Gabanna junto a Blanca Padilla, José María Manzanares lució un traje con chaqueta de terciopleo y cristales de esos que quitan el hipo al cualquiera, que por supuesto firmaban Domenico Dolce y Stefano Gabanna.  Era elegante, pero en la noche del lunes el torero alicantino estaba realmente favorecido con su dos piezas, que le sentaba como un guante. Aportó un toque original al looks con una pararita, un complemento que el torero suele usar.