El color fetiche de Cara Delevingne es el negro

El color fetiche de Cara Delevingne es el negro