Mujer.es | Fotogalería

Chanel sorprende... ¡aquí hay mucha madera!

  • Chanel: Alta Costura primavera--verano 2016

    Chanel: Alta Costura primavera--verano 2016

    ¡Karl Lagerfedl ha convertido a los modelos en muñecas! Lo ha vuelto a hacer: el Kaiser ha sorprendido con una puesta de escena espectacular que recreaba una casa de muñecas de madera bajo la bóveda de cristal del Grand Palais. Lo nuevo de Chanel tiene reminiscencias japopnesas (lo demuestran los zapatos de cuña de corcho de las modelos) y su jardín zen.

    Pero ahí no acaba todo porque en medio de la preocupación por el medio ambiente de Lagerfeld le ha llevado incluso a incorporar la madera en sus bordados. Los vestidos y faldas son estrechas, caen hasta la pantorrilla. Una abertura vertical por detrás facilita el movimiento, dejando entrever pliegues de tul brillante.

    La firma, que contó con la presentacia sobre la pasarela de Gigi y Bella Hadid y Kendall Jenner, cuidó los detalles y el mejor ejemplo son las escamas de piel que estaban recreadas en sus vestidos, la presencia de pedrería o su característico tweed. En el front row, Cara Delevingne (y su perro), Gwyneth Paltrow y Laura Smet. 

Chanel: Alta Costura primavera--verano 2016

¡Karl Lagerfedl ha convertido a los modelos en muñecas! Lo ha vuelto a hacer: el Kaiser ha sorprendido con una puesta de escena espectacular que recreaba una casa de muñecas de madera bajo la bóveda de cristal del Grand Palais. Lo nuevo de Chanel tiene reminiscencias japopnesas (lo demuestran los zapatos de cuña de corcho de las modelos) y su jardín zen.

Pero ahí no acaba todo porque en medio de la preocupación por el medio ambiente de Lagerfeld le ha llevado incluso a incorporar la madera en sus bordados. Los vestidos y faldas son estrechas, caen hasta la pantorrilla. Una abertura vertical por detrás facilita el movimiento, dejando entrever pliegues de tul brillante.

La firma, que contó con la presentacia sobre la pasarela de Gigi y Bella Hadid y Kendall Jenner, cuidó los detalles y el mejor ejemplo son las escamas de piel que estaban recreadas en sus vestidos, la presencia de pedrería o su característico tweed. En el front row, Cara Delevingne (y su perro), Gwyneth Paltrow y Laura Smet.