En el calzado, Nerea Barros no renuncia a un buen par de tacones de aguja

En el calzado, Nerea Barros no renuncia a un buen par de tacones de aguja