En el armario de Carlota Casiraghi no falta un buen LBD, que le salva de muchos apuros

En el armario de Carlota Casiraghi no falta un buen LBD, que le salva de muchos apuros