La influencer que nunca buscó serlo

Moda

Sara Carbonero:"Soy coqueta pero también soy un desastre"

  • La presentadora hará de mediadora en 'Quiero ser', el reality de moda que busca un influencier en Telecinco en el que las bloggers Dulceida y Madame de Rosa y Cristo Báñez serán coaches. 
  • "Estoy preparada para las críticas y cualquiera que se dedique a esto lo sabe", ha contado la que fuera presentadora de deportes del informativo de Telecinco. 
  • Sara Carbonero presentará 'Quiero ser'
  • Sara Carbonero, radiante de rojo
  • Sara Carbonero es fan de las camisetas Sara Carbonero, una mamá que siempre marca estilo
  • Sara Carbonero, de negro Sara Carbonero, una mamá que siempre marca estilo
  • Sara Carbonero combina vestidos con botas Sara Carbonero, una mamá que siempre marca estilo
  • Las polémicas transparencias de Sara Carbonero Sara Carbonero, una mamá que siempre marca estilo
  • Saca Carbonero, imagen de Agatha Paris Sara Carbonero, una mamá que siempre marca estilo
  • En verano, Sara Carbonero se decanta por los estampados Sara Carbonero, una mamá que siempre marca estilo
  • Los pantalones boyfriend, los favoritos de Sara Carbonero Sara Carbonero, una mamá que siempre marca estilo
  • Carbonero y Paula Echevarría, íntimas amigas Sara Carbonero, una mamá que siempre marca estilo
  • Sara Carbonero dio la cara por Tania Llasera Sara Carbonero, una mamá que siempre marca estilo

Sara Carbonero vuelve a la televisión y no tiene nada que ver con los deportes, sino con la moda. Su otra gran pasión. ‘Quiero ser’, que se estrena el próximo 19 de julio a las 22.00 horas en Telecinco,  es el programa que buscará al nuevo influencer patrio y en el que la periodista hará de conductora, mientras que las bloggers Ángela Rozas (Madame de Rosa) y Aída Domenech (Dulceida) y el diseñador de moda flamenca Cristo Báñez serán coaches.

Ha pasado de presentar los deportes al entretenimiento, cambio completamente, sin embargo, ella lo interpreta como un proceso muy natural. "El deporte es muy riguroso, pero también es entretenimiento", aclara.

Siempre en el centro de las críticas, Sara Carbonero sabe a lo que se atiene. Y parece que se crece ante la adversidad. "No me da reparo porque es un programa muy blanco y sano. Estoy preparada para las críticas y cualquiera que se dedique a esto lo sabe. Creo que aquí el presentador es una parte importante, pero no lo es todo. La clave son los concursantes, las pruebas, los profesores...”, señala.


Hay muchas chicas que copain tu estilo y lo que te pones se agota, ¿te consideras una influencer?

Yo creo que eso en mi caso me ha venido solo, yo no he querido serlo, sino que al entrar en las casas de tanta gente por televisión y el blog ha pasado. Es súper halagador siempre ser un referente para alguien, pero no lo pienso ni me obsesiona. De hecho, el último año he estado mucho más relajada con qué ponerme y demás porque he tenido otras preocupaciones y me he dedicado más a los niños. Con la maternidad comparto consejos de mamá y hablo con mis seguidoras. Comparto mi ropa, mis hábitos, la ciudad en la que ahora vivo... Lo que hago es compartir.

¿Siempre has sido igual de coqueta?

Soy coqueta pero también soy un desastre, llevo no sé cuántos años en la tele, con sesiones de maquillaje y peluquería, y no sé ni hacerme una onda en el pelo. En mi día a día no me preocupo mucho ni me arreglo.

¿Inviertes mucho tiempo en arreglarte?

Depende. Si tengo un evento sí que preparo la ropa el día antes.

¿Ha cambiado tu forma de vestir desde que eres mamá? Porque tú eres de taconazo y con los niños no debes parar, ¿no?

Siempre he sido mucho de tacones, pero ahora me duelen mucho los pies. En el último año, en Oporto con sus calles, me he acostumbrado a ir más cómoda, y llevo unos meses con calzado más cómodo. Me cuesta más ponerme tacones. Además creo que en esta vida hay prioridades y la mía en este momento no es estar impecable.

Hasta tus hijos marcan estilo… ¡si se ha agotado hasta la muselina con la Lucas que salió del hospital! ¿Te preocupa que también sean influencers?

No me preocupa, eso no significa nada. No sabía que si la manta de Lucas se había agotado. A mí me pueden gustar otras ropas que sacan las madres y se las copio, pero no va más allá.

Ahora que has probado en el mundo de la moda, ¿volverías atrás y cambiarías el rumbo de tu carrera?

No cambiaría absolutamente nada de mi vida ni de mi carrera. He compaginado mi trabajo en deportes con mi afición por la moda y se puede ir mona a un evento deportivo, como pasaba en el Mundial. Yo siempre he defendido el deporte y la moda. El deporte me ha dado cosas muy importantes.

¿Cómo vas a compaginar las grabaciones del programa con la maternidad?

No lo sé todavía. El viernes me lo traje porque es muy pequeño y puede venir conmigo. Martín ya es más inquieto, pero Lucas todavía puedo traerlo, le doy su toma y aguanta. Sino, pues como cualquier mami que pueda dejar a su hijo cuatro o cinco horitas con alguien muy bien atendido y ya está. No quería verme obligada a recalcarlo, pero lo voy a hacer. Yo no podía aceptar un trabajo de 8 horas al día y cinco días a la semana. Quiero que no se juegue con eso. Tanto la productora como la cadena sabían de mi situación y lo aceptaron. Ninguna madre podría ponerse a trabajar durante 8 horas en mi situación. Cuando pase el tiempo será distinto.

Te has pasado al entretenimiento, ¿tienes algún referente?

Desde Jesús Vázquez, Sandra Barneda... Creo que en Mediaset hay muchos y buenos referentes.

¿Y el futuro en Oporto cómo lo ves?

No pienso en el futuro, pienso en el día a día. Nos queda un año en Oporto y ahora mi rutina es la guardería de Martín y cuidar a Lucas.

¿Os gustaría ir a por otro bebé?

Por lo menos tres me gustaría tener, pero ahora mismo no. Una niña me gustaría, pero no se puede elegir y estoy feliz con los niños que son muy divertidos, muy brutos. Me lo paso genial con ellos.




Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"