A Salma, los escotes, hasta en la espalda

A Salma, los escotes, hasta en la espalda

Está orgullosa de su cuerpo, tanto que no duda en lucir pecho... ¡y espalda, cuando toca!