Charla con Mujer.es

Moda

Robyn Lawyle: "Es una tontería que me llamen modelo de talla grande"

  • Está considerada una de las mejores modelos curvy del mundo, pero a ella no le gusta encasillarse en ese tipo de conceptos. 
  • La australiana será la estrella del desfile de Couchel, que se celebrará el miércoles en la MFShow de Madrid. 

Robyn Lawyle

Mientras que en las redes sociales triunfan las fotografías en las que a las chicas están tan delgadas que no le rozan los muslos o se le forma una especie de puente a la altura del vientre cuando están en biquini, las modelos de tallas plus size se abren hueco en el mundo de la moda, como es el caso de Robyn Lawyle, la primera modelo con una talla no regular que fue portada de la revista 'Sport Illustrated'. 

Las curvas rotundas de Robyn Lawyle serán las protagonistas del desfile de Couchel, que se celebrará el miércoles dentro de la MFShow. "Tengo muchas ganas de subirme a la pasarela porque la ropa es muy bonita y sigue las tendencias. Y disfruto tanto cuando desfilo y me subo a la pasarela", cuenta a modelo a Mujer.es. Sin embargo, no siempre fue así porque sus medidas (99-78-106) no le han permitido siempre hacer lo que quiere, además era demasiado alta. "No se puede vivir con lo malo. Hay que ser positivos y quedarse con lo bueno", dice.

Robyn Lawley es todo un icono en el mundo de la moda plus size. Fue una de las modelos plus size que apareció en la portada de Vogue Italia y también la primera maniquí de talla grande que protagonizó una campaña de Ralph Lauren en 2012.

No le gusta que se le encasille como modelo curvy. "Me parece una absurdez que se me llame modelo de talla grande", dice. Y tampoco le gusta el concepto de mujer real. "¡Todas somos mujeres reales! Hay muchas mujeres con muchas tallas", dice. 

No hace dieta, se confiesa una apasionada de la comida y está muy orgullosa de su figura. Eso sí, cuando se mira al espejo... "Me suelo ver bien, pero depende del momento porque a veces estoy muy cansada", bromea.

La australiana ha sido mamá y se enfrenta al mismo 'drama' que el resto de mujeres: su cuerpo no es el mismo. "Creo que mi cuerpo es lo que debe ser porque acabo de tener un bebé. Además estoy muy orgullosa de mi cuerpo porque me lleva donde quiero y me permite tener hijos. Soy muy feliz, aunque el trabajo es tan diferente ahora… Es como si estuviera trabajando con un cuerpo diferente, pero es divertido", finaliza.




Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"