Kim y Kanye, exagerados a partes iguales

Kim y Kanye, exagerados a partes iguales

La sencillez no va con ellos. ¿La prueba? Sus estilismos barrocos, no aptos para sobrios.