Goya Toledo siempre brilla, pero el Elie Saab negro no sorprendió

Goya Toledo siempre brilla, pero el Elie Saab negro no sorprendió