En 2007, Elisabeth solía apostar por vestidos vaporosos

En 2007, Elisabeth solía apostar por vestidos vaporosos