El Dolce&Gabanna de Leonor Watling se ceñía a su cuerpo como un guante

El Dolce&Gabanna de Leonor Watling se ceñía a su cuerpo como un guante