Ocurrió en 2008

Moda

Demandan a Abercrombie & Fitch por negarse a contratar a una musulmana

  • El Tribunal Supermo de Estados Unidos se ha comprometido a revisar el caso presentado por la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo. 
  • La firma alega que el pañuelo que cubre su cabeza entra en conflcito con sus políticas de imagen. 
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  •  Abercrombie & Fitch

Dependientes con el torso desnudo que parecen esculpidos con cincel y dependientas de cuerpos esculturales que bien podrían haberse escapado de un desfile de Victoria's Secret. Ese es el prototipo de vendedores de una de las cadenas más importantes de ropa del mundo, Abercrombie & Fitch, en la que no hay cabida para mujeres musulmanas con pañuelos en la cabeza.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos se ha comprometido a revisar el caso presentado por la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo [EEOC] que acusa a la marca  de negarse a contratar a una mujer musulmana por llevar la cabeza cubierta con un pañuelo.

La historia se remonta a 2008, cuando Samantha Elauf acudió a una entrevista de trabajo para formar parte de la firma estadounidense en Tulsa, Oklahoma, y obtuvo una buena calificación. Sin embargo, había algo que fallaba en su candidatura, Elauf era musulmana, lucía un pañuelo que le cubría el cabello.

La compañía ha intentado defenderse y ha alegado que llevar un pañuelo en la cabeza entra en conflicto con su política de imagen. "Es indiscutible que Samantha Elauf no informó Abercrombie que sus creencias religiosas a su obligación de llevar un pañuelo en la cabeza cuando ella estaba en el trabajo", argumentó Cooke,la representación legal de la empresa. 


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario