Cientos de curiosos se agolpaban en la puerta de la parroquia para recibir a Leonor de Borbón

Cientos de curiosos se agolpaban en la puerta de la parroquia para recibir a Leonor de Borbón