Se han disparado las ventas

Moda

¡Alucina! La última tendencia en China es regalar a los muertos réplicas en papel de bolsos de Gucci

  • Lo más cool es regalar réplicas de bolsos y zapatos de papel como ofrenda para que en el más allá puedan disfrutar de ello. 
  • Desde Gucci han pedido a las tiendas que venden productos fúnebres que dejen de comercializar sus versiones en papel.

Bolsos de papel de Gucci

En cuestión de moda -y de modas- no hay límites y cuando se trata de lujo, menos aún.Perfumes que superan los 3000 euros, sujetadores repletos de diamantes y rubíes como los de Victoria’s Secret… y cuando creíamos que lo habíamos visto todo, en Hong Kong irrumpe una nueva tendencia: la de los bolsos y zapatos de firma y de papel que se regalan a los muertos.

No se trata de una marca cualquiera, sino de una en concreto: Gucci. Al parecer, la última moda es regalar al fallecido bolsos y zapatos, réplicas de la casa italiana de papel, como ofrenda para que en el más allá puedan disfrutar de estos bienes.

Y la respuesta desde el grupo Kering no se ha hecho esperar. Desde Gucci han pedido a las tiendas que venden productos fúnebres que dejen de comercializar sus versiones en papel. "Queremos evitar que la gente piense que erróneamente que Gucci vende productos funerarios", han declarado desde la marca. "Como marca tenemos que defender nuestra propiedad intelectual", han apostillado.

¿Por qué Gucci ha dado la voz de alarma?

Hasta ahora, en China era muy común que en los funerales se quemaran casas de papel o monedas, sin embargo, parece que los gustos han cambiado debido al rápido crecimiento del país asiático y lo que les llama la atención son productos más lujosos entre los que están los bolsos falsos de papel de Gucci, sillones de masajes e incluso réplicas de iPads.

Durante las últimas semanas se han disparado las ventas de este tipo de productos por la festividad de Qingming, el día en el que los familiares de los difuntos van a limpiar las tumbas, que se celebra el primer día del quinto periodo solar en China y suele coincidir con el día 5 de abril.