El sultán de Omán posee el cuarto yate más lujoso del mundo, un barco que puede albergar hasta 70 pasajeros y 154 tripulantes y cuya valor asciende a 280 millones

El sultán de Omán posee el cuarto yate más lujoso del mundo, un barco que puede albergar hasta 70 pasajeros y 154 tripulantes y cuya valor asciende a 280 millones