El Gulfstream III de Tyler Perry cuesta 125 millones y se puede definir como el paraíso del entretenimiento, ya que cuenta con televisión vía satélite, varios reproductores Blu-ray y una pantalla de 42 pulgadas

El Gulfstream III de Tyler Perry cuesta 125 millones y se puede definir como el paraíso del entretenimiento, ya que cuenta con televisión vía satélite, varios reproductores Blu-ray y una pantalla de 42 pulgadas