Celebrities

La cara más solidaria de Sara Carbonero con la Fundación Juegaterapia

La Fundación juegaterapia de España amplia sus fronteras y lleva toda la alegría de los Baby Pelones a los niños enfermos de cáncer en el Hospital São João de Oporto. Sara Carbonero, la embajadora de la fundación, ha sido la encargada de llevar a cabo esta misión tan especial.

La periodista con toda su energía, cariño y solidaridad ha conocido a los pequeños ingresados en el hospital, y les ha regalado 40 Baby Pelones, haciéndoles sonreír y olvidarse de la complicada situación por la que pasan. Los pequeños, a cambio, le han devuelto el detalle de la forma más inocente en la que sabe hacerlo un niño: con dibujos, de lo más originales, hechos por ellos mismos.

La Fundación Juegaterapia, ayuda a los niños enfermos de cáncer bajo el lema "la quimio jugando se pasa volando", y ha creado para rendirles un homenaje a todos estos niños que están en tratamiento de quimioterapia y pierden su pelo, los muñecos pelones.

Con estos muñecos que llevan en la cabeza pañuelos diseñados por reconocidos artistas como Alejandro Sanz, Shakira, Ricky Martín o Elsa Pataky, pretenden transmitirles a los niños enfermos de cáncer que ellos son los muñecos más bonitos del mundo por su lucha y su energía.

Además, cabe destacar que gracias a Fundaciones como Juegaterapia, que destinan el 100% de los beneficios a la investigación y a proyectos de la lucha contra el cáncer, y a las nuevas tecnologías, hay más posibilidades de que cada vez podamos estar más cerca de la cura contra esta enfermedad, que nos está afectando a todo, de un modo u otro.

LA CARA MÁS SOLIDARIA DE SARA CARBONERO

Sara Carbonero ha compartido el momento especial que vivió el pasado 18 de mayo en sus redes sociales, mostrándose emocionada y feliz por la experiencia: "Hoy ha sido un regalo de día. Estar un ratito con los niños de oncología del hospital São João es de las mejores cosas que me han pasado desde que llegamos a Porto", y continuó agradeciendo el trato y el cariño que recibió durante su visita al hospital, "os llevo en el corazón. Gracias a todos los trabajadores del hospital y a la fundación española Juegaterapia por su importante labor y por pensar en mí".

Sin duda, una experiencia muy complicada de vivir, pero los niños siempre tienen el don de hacer que todo parezca muy fácil.