Celebrities

El príncipe disfruta de un fin de semana de vacaciones en Los Alpes

El príncipe William vuelve a la primera plana británica y no está provocando buenas críticas precisamente. El duque de Cambridge fue captado pasándolo en grande en los Alpes suizos junto a un grupo de amigos, aunque se le vio especialmente animado con la modelo Sophie Taylor. Todo esto sucedía mientras su esposa se encontraba en casa cuidando de los pequeños.

Horas antes de que varios miembros de la realeza se encontraran en un servicio en la Abadía de Westminster para conmemorar el Día de la Commonwealth, una ocasión con profunda resonancia personal para la monarca, el joven de 34 años disfrutaba bebiendo y bailando en un club en el lujoso resort de Verbier.

Antes de la fiesta nocturna, William fue visto con el mismo grupo bebiendo cerveza el restaurante La Vache, al que se unieron otros amigos, entre ellos el jefe del club nocturno, Guy Pelly, y la modelo australiana. En uno de los momentos captados por los paparazzi se puede ver al hijo del príncipe Carlos chocando cinco con la maniquí. La joven trabaja en el club nocturno Farinet, punto de reunión habitual después de una jornada de esquí, de donde el hermano de Harry salió a altas horas de la madrugada.

Los medios han tirado de archivos fotográficos para saber más de esta mujer y entre las muchas imágenes publicadas hay varias en la paradisíaca isla de Bali donde presumió de su perfecta figura, salpicado con algún topless que ha sonrojado a los más puritanos.