Casa Real

Los nuevos Reyes baten marcas con un besamanos de dos horas ante más de 2.500 invitados

La hermana de Doña Letizia, Telma Ortiz, se suma a la recepción
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Última hora

Los Reyes Don Felipe y Doña Letizia han batido marcas saludando uno a uno a los más de 2.500 invitados que han acudido a la primera recepción de los nuevos monarcas en el Palacio Real, en un besamanos que se ha prolongado durante más de dos horas, algo que no es habitual.

De hecho, en mitad de la línea de saludos han hecho un pequeño receso. Los primeros en saludar a los Reyes han sido los máximos representantes de los poderes del Estado, empezando por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, su gabinete al completo, los representantes de las altas instituciones del Estado, los expresidentes Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero y los presidentes autonómicos, todos salvo el lehendakari, Íñigo Urkullu. Del PNV solo se ha visto en la recepción al exlehendakari vasco Josu Jon Imaz.

Sí ha estado el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y poco después se ha podido ver a otro dirigente de CiU, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias. Entre quienes han saludado a los Reyes han estado también el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez; y el secretario general de la institución, José María Gil Tamayo; así como el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y el juez Fernando Grande-Marlaska.

No ha faltado el cuerpo diplomático acreditado en España. Algunos embajadores se pararon más a hablar con los monarcas, como*los embajadores de Francia, Jerome Bonnafont; Autoridad Palestina, Musa Amer Odeh, y Estados Unidos, James Costos, acompañado de su pareja, el famoso decorador y amigo del matrimonio Obama, Michael Smith.

MUESTRA AMPLIA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

Los nuevos Reyes han cursado las invitaciones con el deseo de que se congregara en palacio una "muestra muy amplia" de la sociedad española, siguiendo el modelo que se sigue en la recepción que se organiza cada 12 octubre, tras el desfile militar con el que se conmemora la Fiesta Nacional. Por eso, junto a los políticos habituales, se ha visto a representantes del mundo de la cultura, el deporte o la ciencia. Entre ellos, el actor Antonio Banderas, los cantantes David Bisbal y Alejandro Sanz -acompañado de su mujer, Raquel Perera, embarazada de su segunda hija-- el baloncestista Pau Gasol -a quien el Príncipe ha saludado cogiéndole del brazo-- el ciclista Miguel Induráin, las nadadoras Mireia Belmonte y Teresa Perales, el exgimnasta Gervasio Deferr, los toreros José Padilla y Enrique Ponce, la científica María Blasco, la actriz Ana Duato o el arquitecto Rafael Moneo, entre otros.

Del mundo empresarial, asistieron a la recepción Esther Alcocer Koplowitz y los directivos de Repsol, Antoni Brufau; OHL, Juan Miguel Villar Mir; Santander, Emilio Botín; BBVA, Francisco González; Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán; ACS, Florentino Pérez, quien charlaba muy animadamente con Isabel Preysler en la línea de saludos.

FAMILIARES

Los Reyes Don Felipe y Doña Sofía han sido los únicos miembros de la Familia Real que han asistido a la recepción. Tanto Don Juan Carlos como Doña Sofía, que les acompañaron en el balcón, se marcharon inmediatamente después. La Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía tampoco se quedaron a la recepción. La Infanta Doña Elena, que sí presenció la proclamación de su hermano en el Hemiciclo, tampoco ha acudido al Palacio Real.

Los familiares de Doña Letizia Ortiz sí han asistido a la recepción. Entre ellos, sus padres, Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz, así como su hermana Telma Ortiz, que ha acudido sin su marido Jaime Ignacio del Burgo.

SIN CORRILLOS

En esta recepción apenas ha habido 'corrillos', los grupos que forman los periodistas. Los máximos representantes del Gobierno se han ido yendo poco después del saludo. La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha sido una de las que más ha aguantado, en compañía de la exjefa de la diplomacia española Ana Palacio.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha comentado que el discurso de Felipe VI le había parecido "fenomenal", aunque admitía que tenía que volver a leerlo de nuevo. Le gustó especialmente, según dijo, el saludo final en las lenguas cooficiales. También el portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, ha calificado de "cariñoso y cercano" ese apartado final del discurso del monarca. En su opinión, la intervención del Rey ha gustado incluso a los nacionalistas del PNV y CiU, porque "había música para ellos".

El abogado del Estado y jefe de la Secretaría del Príncipe de Asturias en los últimos 20 años, Jaime Alfonsín, ha sido una de las personas más buscadas durante la recepción. Todo el mundo quería saludarle e incluso hacía cola para intercambiar unas palabras con él. No en vano se da prácticamente por hecho que será el nuevo jefe de la Casa del Rey.

NUEVO GUIÓN

El Palacio Real se ha engalanado con el nuevo guión de Felipe VI -de color rojo carmesí en lugar del azul que tenía el de Don Juan Carlos-- que se ha izado en el mismo momento en que el monarca ha llegado al Palacio Real y se ha arriado cuando el Rey se ha ido. El guión también colgaba del balcón central desde el que la Familia Real ha saludado a los ciudadanos congregados en la Plaza de Oriente.

De los balcones que dan a la Plaza de Armas, colgaban reposteros con los emblemas de las Comunidades Autónomas y provincias españolas.

Los Reyes han abandonado el palacio finalizado el besamanos, por lo que no charlaron más detenidamente con los invitados a los que se les sirvió un vino español.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario