Celebrities

Vicky Martín Berrocal: "No le temo a nada soy muy valiente, me gusta cumplir años, me gusta como soy"

Ha sido siempre una mujer con curvas y nunca ha renegado de ellas. Vicky Martín Berrocal es la nueva imagen de Violeta by Mango. A punto de cumplir 41 años, la modelo y empresaria se ha consolidado ya como una de las diseñadoras de traje flamenco más importantes de nuestro país. Intenta disfrutar de la vida junto a su hija Alba, fruto de su matrimonio con el torero Manuel Díaz "El Cordobés" Vicky confiesa que ahora está soltera pero su corazón está "alborotado".
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

-¿Cómo reaccionaste ante la llamada de la marca para ser la imagen de "Violetta by Mango"?

-La noticia me pilló en Jordania. Recuerdo con varios compañeros de profesión y sinceramente lloré porque es una familia con la que siempre me he llevado muy bien, los admiro y me gusta lo que hacen. Esta colección está hecha para una mujer con curvas, que es lo que he defendido durante toda mi vida y me identifico mucho con lo que han hecho. Estoy feliz porque creo que el público femenino necesitaba de esta marca porque nadie se acordaba de esas mujeres con curvas que quieren ser jóvenes y les gusta ir a la moda. Admiro todo lo que han hecho porque creen en su trabajo y están ilusionadas por el proyecto porque nos ha servido de ayuda a muchísimas mujeres que necesitábamos una marca así.

-¿En algún momento has tenido problemas para buscar tallas en las tiendas?

-Soy una mujer que nunca tengo el mismo peso, mi peso depende de como me sienta en mi vida. La talla no es un problema, yo he sido una mujer de una talla 40, de una 42 y de una 44. He llegado a tener una talla 46 y en alguna ocasión de mi vida también la he superado. A pesar de llevar tallas grandes, nunca ha sido un problema para mi. Una mujer puede ser un pivón a una talla 42 o una 44, la cosa es la manera con la que afrontas tu vida, tu cuerpo y la seguridad que tengas en ti misma. Eso es necesario independientemente de la talla que tengas.

-¿Qué te sugiere la palabra "gorda"?¿Crees que "mujer con curvas" es una forma de maquillar la palabra "gorda"?

-No, no hay que maquillar a nada en esta vida. Las cosas son como son. Yo he sido una mujer grande, gorda, llámalo como quieras, desde pequeña. Siempre he sido una mujer voluptuosa y nunca me ha importado. Creo que no es cuestión de maquillar nada. La palabra "gorda" me parece chocante. Cada una es como es y no hay que entrar en más. Yo con mi hija lucho mucho porque ha llegado a una edad en la que las niñas ponen a todo adjetivo y a mi eso no me ha gustado nunca. Me parece chocante hasta la palabra "XL". No me gusta ponerle nombre a nada, tu eres mujer y cada una sabe como es y olvídate de adjetivos, ¡qué más da!.

-Lo decía porque has declarado que estás muy orgullosa de tus curvas...

-Si, lo estoy. La palabra gorda no me parece peyorativa. Hay tantos adjetivos que por qué nos vamos a quedar simplemente con eso. Sabéis que me dedico a esto y tengo una línea de ropa con un patronaje que está adaptado a un cuerpo voluptuoso, puedo hacer cosas desde una 38 hasta una 60. Siempre que llevo mis diseños a producción lo llevo a estudios de talla grande porque me da igual. Cada uno cataloga a grande lo que quiere. Lo fundamental es estar feliz con uno mismo, tener seguridad y sentirse guapa.

-¿Qué piezas te han gustado más de la colección?

-Los vaqueros sientan divinamente. Las camisetas básicas me encantan. Estamos hablando de 800 referencias, no he visto todas pero no cabe duda que lo que he visto me gusta todo. Hemos hablado con la diseñadora para que yo pudiera hacer unas piezas de colección con unos vestidos de cóctel, me encantaría hacerlo.

-¿Te ha costado mucho tiempo el asumir tu peso y tus curvas?¿Tardaste mucho en reconciliarte con ellas?

-Me encanta reconciliarme con las curvas. No cabe duda que la edad afecta a todo. He sido una mujer que desde primera hora declaró cual era mi cuerpo y qué era yo. Además de esto hay una mujer que es valiente, que se ilusiona, que quiere trabajar y que se pasa la vida soñando. Hay una mujer aquí que en verdad son mil. Lo que menos me importa son las curvas y mi cuerpo, hay una Vicky que tiene más peso que la propia Vicky.

-Tienes una hija adolescente, no se si alguna vez has tenido que hablar con ella sobre que hay que quererse como uno es, con nuestro cuerpo...

-No, a mi hija le encanta comer y disfrutar. Su padre y yo la hemos enseñado a vivir como me enseñó a mi el mío. La vida está para disfrutarla, hay que cuidarse pero sin volverse loca, porque sería cometer un error, siempre he intentado inculcar eso a Alba. Ella es muy deportista, lo ha visto en su padre no en mi y después ha visto a su madre disfrutar, comer y hacerlo todo a lo bestia. Alba es feliz.

-¿Cómo ves que la mayoría de las modelos en la Mercedes-Benz Fashion Week sean sean tan delgadas?

-Aplaudo a Violeta by Mango y a su idea, porque ha pensado en la mayoría de las mujeres, en mujeres normales. Yo soy diseñadora y lo que vemos en pasarela son mujeres que se dedican a la moda, que no se nos olviden, cobran mucho dinero por ello y tienen que mantenerse así, sacrificar toda una vida por estar como están, pero eso no es la mujer normal.

-Acabas de vestir a Uma Thurman con uno de tus diseños ¿cómo ha sido la experiencia?

-Ella también es una mujer con curvas y voluptuosa. Ese vestido le había desfilado Laura Sánchez en su momento en un final de desfile mío. Cuando nos llamaron para vestir a Uma nos pidieron ese traje y pensé mandarle tal cual estaba, pero cuando nos pasaron sus medidas me llamaron muchísimo la atención y me alegré mucho. Que alegría que también fuese una mujer como las que me gustan, aunque no lo parece.

-¿Qué otros futuros proyectos tienes?

-Acabamos de desfilar en Bogotá y ahora estoy trabajando en la próxima colección de novias. Dentro de poco nos iremos a Viena a una cosa puntual que tenemos. Hay otras cosas pero hasta que no están fijas no suelo hablar de ellas. Todo esto es el trabajo de los diez años que haremos el próximo año, espero poder permitirme hacer ese desfile que llevo años soñando y que para esa fecha podáis ver otras cosas que tengo en mente.

-Manuel y Virginia van a cumplir 10 años de matrimonio, ¿No sientes algo de envidia por esa estabilidad que tu aún no has encontrado?

-No, al fin y al cabo la felicidad de Manuel es mi felicidad, es la felicidad y estabilidad de mi hija y creo que si hay alguien que sea importante en mi vida es Alba, por ello les adoro y les tengo un respeto brutal, tanto a Manuel como a Virginia.

-¿Compartes tu vida con alguien en estos momentos?

-Tengo el corazón alborotado.

-Domingo Zapata significó mucho para ti ¿ha sido el amor de tu vida?

-No, el amor de mi vida... que difícil es eso. Creo que el amor de tu vida es alguien que es importante, eso pensaba yo de Manuel por haber tenido una hija con él, pero no, ahora mismo no. Domingo es un gran amigo mío, un hombre que admiro muchísimo y un artista increíble pero en ningún caso este alboroto tiene su nombre.

-¿Que nombre tiene entonces?

-Está simplemente alborotado.

-¿Es demasiado pronto para ponerle un nombre?

-Que tenga el corazón alborotado no significa que haya un nombre ni varios, porque jamás he tenido varios nombres, cuando he tenido a alguien ha sido un nombre con peso. Es un corazón alborotado igual que está el corazón partido de Alejandro Sanz. No hay nombre es simplemente un estado.

-¿Que tiene que tener un hombre para que te alborote un poco más?

-Ser hombre con mayúsculas.

-¿Una mujer como tú a qué teme más a la báscula o al paso del tiempo?

-No le temo a nada soy muy valiente, me gusta cumplir años, me gusta como soy.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario