Celebrities

Vanesa Romero: "Estoy abierta al amor, a que me quieran y a que me cuiden"

Vanesa Romero se convierte en la imagen de la colección de zapatos Alma en Pena. La actriz además ha vuelto a la televisión con la octava temporada de La que se avecina, tras ocho años interpretando a la rubia de Mirador de Montepinar, la actriz sigue siendo la misma de antes pero mucho más madura.

Saborea un momento profesional muy dulce, ya que su vuelta a la pequeña pantalla la compagina con la obra de teatro Misión Florimón, además tiene previsto dar el salto a la literatura y está escribiendo dos libros, uno de ellos una novela.

La actriz vive un momento de estabilidad y tranquilidad una vez dejado atrás su divorcio con el guionista y director de la serie Alberto Caballero, con el que estuvo casada durante un año, hasta que decidieron poner fin a su relación. Vanesa Romero continúa creyendo en el amor por encima de todo y disfruta de una etapa tranquila y de dedicarse tiempo a sí misma.

- ¿Qué pasará con Raquel esta temporada?

- Le van a pasar muchas cosas, se van a conocer más aspectos de ella y de porqué es así. Aparece gente del pasado que abren una puerta a entender cómo era en el pasado. Va a tener muchos conflictos con su prima y además se hará mucho hincapié al grupo de las chicas. Habrá muchas conversaciones entre las chicas, son secuencias muy divertidas. Ella seguirá en busca del amor, estando muy presente e involucrada en la comunidad.

- Después de ochos años ¿Qué te mantiene en esta serie?

- Todo lo que me ha dado esta serie. A día de hoy los guiones siguen siendo maravillosos, los leo y me sigo riendo. Me siguen sorprendiendo. Ir allí a grabar es como ir a mi segunda casa, llevo muchos años yendo a rodar a Mirador de Montepinar y me han pasado muchas cosas allí tanto a nivel personal como profesional. Estoy feliz de estar ahí, soy una afortunada.

- ¿Con quién sueles ver la serie?

- Depende del día la veo con amigos o sola, depende de si llego cansada de trabajar o no.

- ¿Has cambiado mucho en estos ocho años?

- Sí, creo que sí. Todas las cosas que nos pasan en la vida nos van cambiando, vas madurando en lo profesional y en lo personal. En algunas cosas sigo siendo la misma persona, pero también soy más madura y tengo una trayectoria detrás.

- ¿En qué momento te encuentras?

- Estoy muy tranquila, profesionalmente estoy viviendo un momento muy dulce. Soy una afortunada, todos los días me levanto dando las gracias por todo lo que me da la vida. Hago lo que me gusta y disfruto con mi trabajo. Personalmente estoy en una etapa tranquila y pensando en mí, en lo que quiero y cómo lo quiero.

- ¿Es la interpretación la gran pasión de tu vida?

- A día de hoy es una de mis pasiones. Empecé en esto un poco por accidente, me subí a ese tren y todavía no me he bajado, a día de hoy sigo descubriendo cosas nuevas de esta profesión. Me encanta interpretar, dar vida a los personajes y subirme a un escenario, meterme en la dinámica de ensayos. También me expreso a través del diseño o escribiendo en mi blog, necesito expresar y tengo el medio para poder hacerlo.

- Namdalay está teniendo muy buena acogida, ¿cómo lo estás viviendo?

- Estoy muy contenta porque empezó viendo a ver qué pasaba, era un proyecto muy personal y familiar. Esta es la segunda colección y vamos ampliando, la novedad es que hemos hecho pulseras de chico, he metido en todo el fregado a mi hermano. Estoy contenta por cómo van evolucionando las cosas, ya estamos distribuyendo en tiendas.

- Además de complementos, ¿Te ves dando otro paso más?

- Sí, hemos empezado con gorros, sombreros y ya veremos, poco a poco. A veces llegó a las once de la noche y me pongo a diseñar, es algo especial porque todos los materiales los compro y los diseño yo. Es todo mío. Me pongo a jugar, sin saber que va a pasar y lo que me sale.

- ¿Qué otros proyectos tienes?

- Estoy con Misión Florimón, estamos de gira todavía. Estoy con el blog y escribiendo dos libros, estoy empezando. Es un proyecto que está ahí y que me voy poniendo poco a poco. Aprovecho los trayectos para ir escribiendo. Uno es una novela y el otro es una extensión de mi blog.

- ¿Te es fácil estar escribiendo dos libros a la vez?

- Cuando leo siempre voy con muchos libros abiertos, funciona así. Entonces no me parece complejo, me voy dejando llevar y escribo según me apetece en uno o en otro. La novela es más complicada porque es otra estructura y es otra historia, le tengo mucho respeto.

- ¿Qué puedes adelantar de la novela?

- No puedo decir nada, no me dejan.

- ¿Cómo está tu corazón?

- Mi corazón está tranquilo, estoy tranquila.

- ¿Abierta al amor?

- Por supuesto, estoy abierta al amor, a que me quieran y a que me cuiden.

- ¿Qué tiene que tener el hombre que conquiste a Vanesa Romero?

- Creo que cuando uno se enamora se enamora. A veces dices cómo te gustaría que fuese tu chico ideal, pero después llega esa persona que te rompe los esquemas y te enamoras. Busco un compañero de viaje que me acompañe en lo bueno, en lo malo y que esté a mi lado, que me aporte cosas en mi vida.

- ¿Crees en los flechazos?

- No sé si creo o no creo en los flechazos pero sí que creo en el amor. He creído en el amor y creeré siempre en el amor, es la medicina de este mundo. Con amor se consigue todo, para mí es una clave fundamental en mi vida.

- ¿Entra la maternidad entre tus planes?

- Sí, ser madre está dentro de mis planes. Ahora voy a ser tía y estoy feliz. Estoy muy feliz por ellos, es un niño muy deseado y muy querido. Lo estoy viviendo muy de cerca, para mi hermana su deseo era ser mamá. Le ayudo todo lo que puedo y estoy deseando que llegue el día en el que le veamos la cara a Alejandro.

- Esto te puede inspirar para hacer una colección para niños.

- Lo hemos pensando, al final tu vida se tiene que reflejar en algún lado. Nacerá para las navidades, será un regalo muy bonito.


Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"