Sting

Sting

Lo que le pasaba al cantante sí que da mal rollo. Imagina que estás descansando en tu cuarto y cuando abres lo ojos ves al fondo a una mujer con un niño. ¡Y no era su mujer, que dormía a su lado, ni de su hijo!