Celebrities

La Reina Letizia se despide de México: "Un país donde siempre me siento casa"

La Reina Letizia ha puesto punto y final a su visita oficial a México. Doña Letizia cruzó el océano para asistir al "Official World Cancer Leaders' Summit" de la Unión Internacional Contra el Cáncer, que se celebraba del 13 al 15 de noviembre bajo el lema "Ciudades driving change / Ciudades impulsando el cambio".

La esposa de Felipe VI acudió este pasado martes a un encuentro con la presidenta de la Unión Internacional Contra el Cáncer, Sanchia Aranda y con la presidenta electa de la Unión Internacional Contra el Cáncer, Dina Mired de Jordania.

Para el acto de la mañana, la Reina escogió un diseño de Nina Ricci con top de seda de efecto arrugado en azul marino. En cambio para su discurso de despedida escogió un vestido ajustado de Felipe Varela confeccionado con el tejido que arrasa esta temporada: el terciopelo.

Un acierto que pudimos ver en el estrenado donde pronunció unas palabras cargadas de cariño para el presidente Peña Nieto y para su esposa a la Primera Dama Angélica Rivera por su acogida. Además señaló que México es un país "donde siempre me siento en casa...". También recordó al Rey señalando que "...transmito todo el afecto del Rey y nuestra admiración por la fortaleza de tantas personas afectadas por los terremotos de septiembre. Querría también expresar a las familias de los fallecidos y a los heridos el sentimiento de pesar y respeto de todos los españoles. España siempre sentirá a México como país hermano y querido...".

En cuanto a la lucha contra el cáncer, Doña Letizia quiso poner en relieve que "...la prevención es también una actitud. Y va más allá de no fumar, hacer ejercicio, alimentarse correctamente o no exponerse sin moderación al sol, por ejemplo. Tiene que ver también con descansar, con pararse y observar lo que somos y dónde estamos, con lograr que tantas personas como sea posible tengan acceso al conocimiento, para que sepan las consecuencias que puede tener lo que comen, lo que beben y lo que respiran. Y todo esto implica también a los gestores públicos, de cuyo compromiso y capacidad de acción depende que un asunto tan serio como la salud esté convenientemente tratado en la agenda política...".