Celebrities

Pilar Eyre: "El amor por Sébastien continúa existiendo"

Por primera vez en su trayectoria como escritora, Pilar Eyre se desnuda ante el lector para sacar a la luz la pasión y los sentimientos que ha vivido en su última historia de amor. Bajo el título "Mi color favorito es verte", la periodista relata la historia que vivió junto a Sébastien, un francés del que se enamoró perdidamente en el verano de 2013 y con el que vivió tres días de pasión, antes de que él confesase que era corresponsal de guerra y que tenía que marcharse a Siria. Viuda desde hace siete años, Pilar Eyre perdió la cabeza y el corazón por este francés, se obsesionó y dejo de comer e incluso de trabajar. Cuando su hijo Ferrán Llisterri fue consciente de la historia, no dudó en animarla para que la convirtiese en una novela.

- ¿Qué vamos a encontrar en "Mi color favorito es verte"?

- El otro día me dijeron que era un chute de vida, es un libro en el que he contado una relación mía, trágica a la vez que divertida. Es una experiencia profunda, un amor absolutamente obsesivo, demoledor e incluso enfermizo. Hace reflexionar y pensar que no importa la edad que tenga un hombre o una mujer para vivir la pasión intensamente hasta el último día.

- Un relato autobiográfico, ¿Qué ha sido lo más difícil de plasmar tus sentimientos?

- Cuando me decidí a escribirlo lo hice por consejo de mi hijo, él veía que no estaba haciendo nada, que estaba obsesionada con esta historia y me dijo que escribiese sobre ella. No fue difícil, fue una especie de catarsis, las palabras, las anécdotas y todo me venía a los dedos, como una corriente eléctrica. Seguí el consejo que me dio Ana María Matute hace años, que para conservar la frescura al escribir tenía que escribir rápido y corregir lento. Vertía todo lo que sentía, mis sentimientos, mi infancia, mi entorno y la lucha contra la vejez.

- Es una historia reciente, ¿Te ha reabierto heridas?

- Escribir ha sido una tortura, era como tener una herida abierta a la que vas echando sal y vinagre todos los días. Revivir los instantes bellos de nuestra unión fue maravilloso pero también estaba todo lo que pasó después. Fue un proceso muy doloroso de escritura, pero creo que tuvo un efecto catártico sobre mí, me sentí aliviada al acabarlo. El amor por Sébastien continúa existiendo dentro de mí, ha sido tan impresionante que continúo enamorada de él.

- El apoyo de tu hijo ha sido muy importante

- Se lo he dedicado a él, me dijo que lo escribiese, que me sentase enseguida del ordenador. Me describo desnuda en el libro, intimidades que no he contado ni a mis hermanas, cuando vi el grado de intimidad al que llegaba hablé con él por si él no quería que ciertas cosas se supiesen. Es un chico normal, no es como yo, y a lo mejor le avergonzaba delante de sus amigos que contase todo esto, me dijo que no le importaba y que además estaba muy orgulloso de mí.

- Sois muy confidentes

- Era una historia que me absorbía tanto que el mismo se asustó. Adelgacé tanto que me sacaba los pantalones sin desabrocharlos, se me caían los anillos, no comía y tenía ataques de asma continuamente. Él se dio cuenta de que no cumplía con mis compromisos profesionales, no hacía nada. Estaba ciega de amor, enferma de amor. Se lo tuve que contar, sin detalles escabrosos, pero sabe que su madre no es ningún ángel. Tenemos una relación normal de madre e hijo.

- Háblanos de Sébastien, ¿Quién es?

- Lo conocí en el mes de agosto, la historia se fue desarrollando casi al mismo tiempo que la iba escribiendo. Estuvimos tres días juntos, era un francés impresionantemente guapo que se parecía muchísimo a mi marido, que murió hace siete años. Pasamos tres días en un pueblecito de la costa Brava donde paso los veranos, vivimos tres días de amor absoluto, después me dijo que era corresponsal de guerra y que se tenía que ir a Siria. Este amor fue aumentando, no estaba desgastado por la vida cotidiana, durante todo el invierno pasado se convirtió en una obsesión. Este amor puso al descubierto mi infancia, la relación con mis padres y con mis amigos. Me han definido el libro como nostálgico pero lleno de humor.

- ¿Todo lo que cuentas es real?

- La historia nuestra es real, pero sobre ella he construido una novela. La proporción de real es un 98%, me he echado un par de años menos y mis amigos no están en estado puro, son mezclas de varios amigos.

- Después de haber estado casada, ¿Pensaste que podrías volver a vivir un amor así?

- He tenido varias relaciones, en hombre está la pareja mujeriego, que es lo que era el Rey, pero en mujer no existe ninguna palabra. Me gustan los hombres y he tenido varias relaciones, pero no tan importantes y con tanta entrega, con Sébastien me he entregado en carne viva, sin tapujos.

- ¿Sigue Sébastien en tu vida?

- Sigue en mi corazón.

- ¿Él es consciente de has escrito una novela sobre vuestra historia?

- Esto lo explico en el último capítulo.

- Se habla poco del amor y el sexo en mujeres maduras, ¿Te consideras una atrevida?

- El otro día le preguntaban a María Teresa Campos si hacía cositas con su novio, es lo lógico, si estás enamorada y eres una persona adulta lo lógico es que haya un componente de sexo. Enamorarte de un hombre no es enamorarte de Dios, es una persona de carne y hueso.

- ¿En qué momento de tu vida estás ahora?

- Estoy en un momento privilegiado, tengo una profesión que me encanta y trabajo con gente joven y brillante a los que quiero mucho. He tenido el segundo premio más importante de España, finalista del Premio Planeta, estoy encantada. En mi vida personal cuando era pequeña estuve enferma y el médico le dijo a mis padres que la pasión de vivir era lo que me iba a mantener viva, pienso tener esta pasión de vivir hasta el día que me muera.

- Has escrito tanto sobre la Reina Sofía y sobre la familia Real, ¿Cómo ves a los nuevos Reyes?

- Me aburre el tema de los Reyes, creo que esto es bueno. Lo consideramos tan normal el hecho de tener Reyes que ya no nos despierta morbo o interés. Me aburriría hablar de la vida privada de Rajoy y también de los Reyes, creo que lo hemos normalizado tanto y tienen un perfil tan adecuado que ya se han incorporado totalmente a nuestra historia.


Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"